En primavera aumentan las actividades al aire libre y, por tanto, las situaciones de riesgo. Alpify asiste cada mes en más de 500 rescates avisando al 112.

El buen tiempo está llegando y, con él, se incrementa el número de personas que realizan actividades al aire libre aprovechando esta meteorología favorable. Pero las actividades en la naturaleza conllevan irremediablemente riesgos, como perderse o sufrir un accidente, y Alpify, una de las aplicaciones de emergencias más descargadas, con 1,3 millones de usuarios, asegura que el aumento de estas actividades nos expone más a sufrir algún percance.

Para evitar cualquier eventualidad indeseada, es fundamental estar preparado, no solo con el equipamiento adecuado, sino con una aplicación de rastreo en el móvil como Alpify, que está disponible para Android e iOS.

Alpify utiliza una tecnología de geolocalización de gran exactitud y trabaja en contacto con los servicios de emergencia de las comunidades autónomas para determinar el lugar donde se encuentra la persona necesitada de asistencia, entender su situación y estado de salud y poder facilitar ayuda de la manera más rápida y precisa posible. La app está operativa en toda España y en el Principado de Andorra, y colabora con la FEEC (Federación d’Entitats Excursionistes de Catalunya) y la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada.

La importancia de la geolocalización es primordial. La mayoría de las emergencias que terminan en tragedia se deben a la imposibilidad de llegar al accidentado y la falta de los recursos necesarios para indicar su posición, ya sea por no disponer de conexión a Internet o por no conocer las condiciones de rescate al no haber podido contactar con la víctima.

Sin embargo, Alpify aporta datos para el optimismo. Desde agosto del año pasado, el 112 ha podido ofrecer asistencia en más de 2.100 rescates y actualmente actúa en más de 500 rescates mensuales. Pulsando el botón rojo de la app, el usuario puede ponerse en contacto con el 112, siendo localizado por los servicios de emergencia incluso si no hay cobertura de Internet, en cuyo caso se envía una alerta por SMS. Pero si además el usuario no tiene cobertura telefónica, permite a las emergencias rastrear los movimientos inmediatamente anteriores a la pérdida de señal para acotar la zona donde se encuentra y reducir el tiempo del proceso de rescate.