A medida que se va acercando la temporada, las grandes carreras del World Tour van desvelando poco a poco los entresijos de su recorrido. Si a finales de la semana pasada fue la París-Niza, ahora lo ha hecho otra de esas pruebas fundamentales del inicio de la campaña y con la que, además, coincide en el calendario: La Tirreno-Adriático, que se disputará entre el 9 y el 15 de marzo.

La Carrera entre dos mares, como se la conoce, ha diseñado un trazado bastante clásico, aunque hay algunas novedades interesantes. Por ejemplo, la llegada inédita en Pomarance que será en la segunda etapa. Una subida un tanto extraña, de 9,4 kilómetros y que combina grandes rampas con falsos llanos. También se sustituye la hasta ahora tradicional llegada en Porto Sant’Elpidio, que normalmente era una etapa muy rompepiernas antes de la crono final en San Benedetto.

La organización insiste sobre todo en la contrarreloj por equipos que no se pudo disputar el año pasado en Lido di Camaiore. Así, con un trazado completamente llano pero con tramos técnicos y con la misma amenaza de que un temporal de viento la vuelva a dejar recortada. En cualquier caso, serán 22,7 kilómetros por equipos. Una distancia más larga de lo que venía siendo habitual en ediciones anteriores.

Monte San Vicino

El gran juez de la carrera será el Monte San Vicino, y vendrá el quinto día, que además caerá en domingo 13 de marzo. Se presume una jornada espectacular, con cinco puertos –Valico del Soglio, Frontignano, Le Arette y Montelago-, incluido el final en alto. San Vicino tiene unos 13 kilómetros de longitud y una pendiente media algo inferior al 7%, aunque sobre todo gracias a un final suave. En cualquier caso, va a ser la única gran batalla, mientras que lo de Pomarance pinta más a una escaramuza entre los favoritos, que deberían llegar en un puñado de segundos.

tirreno-adriatico-2016-monte-san-vicino-recorrido

Perfil de la etapa reina, con final en Monte San Vicino

RCS ha querido hacer también un guiño a la historia de la carrera al situar la cuarta jornada con llegada en Foligno, final de la primera edición de la Tirreno-Adriatico. Será, en definitiva, una carrera con oportunidades para todo tipo de corredores, aunque quizás la sexta etapa quede algo más suave respecto a otras ediciones. La contrarreloj final en San Benedetto superará los 10 kilómetros, un poco más larga de lo habitual.

Algunos de los ‘gallos’ del pelotón ya ha confirmado su presencia en la ronda semanal italiana, entre ellos un Alejandro Valverde que tiene muchas opciones de inscribir su nombre como primer ganador en Pomarance. También estarán, entre otros, Vincenzo Nibali como aspirante a su tercera corona, y Joaquim Rodríguez. En los años anteriores, Tirreno le quitó a París-Niza el protagonismo en lo que a grandes estrellas se refiere.

Etapa 1: Lido di Camaiore – Lido di Camaiore (22,7 km) CRE
Etapa 2: Camaiore – Pomarance (207 km). Rompepiernas, final en alto.
Etapa 3: Castelnuovo Val di Cecina – Montalto di Castro (176 km). Llana.
Etapa 4: Montalto de Castro – Foligno (216 km). Llana.
Etapa 5: Foligno – Monte san Vicino (178 km). Montaña, final en alto.
Etapa 6: Castelraimondo – Cepagatti (210 km). Llana
Etapa 7: San Benedetto del Tronto – San Benedetto del Tronto (10 km) CRI