La empresa organizadora del Tour y la Vuelta anuncia en un comunicado la retirada de sus pruebas del calendario WorldTour a partir de 2017.

Amaury Sport Organisation (ASO) ha anunciado este viernes en un comunicado informativo para la UCI que optará por la inscripción de sus pruebas en el calendario hors classe para la temporada 2017, momento en que la Unión Ciclista Internacional adoptará una reforma del calendario WorldTour.

Esta retirada se debe al desacuerdo de ASO con la reforma anunciada por la UCI hace unos días, caracterizada por un sistema deportivo cerrado. El director del Tour, Christian Prudhomme, declara: “Rechazamos el sistema cerrado. Más que nunca, ASO sigue comprometido con el modelo europeo y no pueden comprometerse los valores que representa: un sistema abierto que coloca el criterio deportivo en primer rango”.

Las consecuencias de esta decisión serán la plena libertad que tendrá la organización de las pruebas ASO (Tour de Francia, París-Niza, París-Roubaix, Flecha Valona, Lieja-Bastoña-Lieja, Dauphiné, Vuelta a España) para elegir los equipos participantes. El mayor contrapunto, sin embargo, será la imposibilidad de seleccionar la totalidad de los equipos WorldTour.