“Tenía que aprovechar esta oportunidad” afirma el ciclista vasco, que rompió su contrato con el Movistar Team para unirse a las filas del recién creado equipo bahrainí.

Era una noticia ya conocida, pero ayer se hizo oficial. Ion Izagirre correrá en el Bahrain-Merida las dos próximas temporadas. En Arueda ya hablamos de la peculiaridad de esta operación, al haber roto Ion su contrato en vigor con el Movistar Team para unirse a las filas del nuevo equipo bahrainí, que está rompiendo el mercado con expectativas de ser una escuadra WorldTour el año que viene.

Así, el ciclista guipuzcoano afronta una nueva etapa en su carrera deportiva después de tres años en el Movistar Team. En el Bahrain-Merida, Izagirre tendrá como jefe de filas a Vincenzo Nibali, pero espera mejorar sus buenas actuaciones de 2016 y confía en las vueltas de una semana como su mejor baza para seguir creciendo.

Este 2016 ha visto al pequeño de los Izagirre conseguir cinco victorias: tres en el WorldTour (etapa en Romandía, Suiza y el Tour de Francia) más el GP Miguel Indurain y el Campeonato de España contrarreloj; además, ha sido 2º en la Volta Algarve y el Tour de Suiza, 3º en el Tour de Romandía, 5º en la París-Niza y 8º en la crono de los Juegos Olímpicos y en el Eneco Tour.

Brent Copeland, mánager general del Bahrain-Merida, valoraba así la incorporación de Ion: “Tener a Izagirre en el equipo es muy emocionante para nosotros, le da al equipo un empujón en cuanto al grupo de corredores para las clasificaciones generales de vueltas por etapas, es un ciclista completo que tanto puede ganar en carreras de un día, como vimos en su victoria en el Campeonato de España, como hacerlo bien en la clasificación general de vueltas por etapas gracias a su gran capacidad como contrarrelojista y sus dotes de escalador.”

Ion, por su parte, ha sido cuestionado por la RFEC sobre su traspaso.

¿Era una oportunidad que no podía rechazar?

Sí, sí, eso es. No es fácil que en una carrera deportiva te suceda algo así y a mí me ha tocado justo ahora y tenía que aprovecharla. Además, han creído en mí y me dejaban llevar gente de confianza, eso es de agradecer, y he podido llevar a mi primo, Jon Ander (Insausti, del Euskadi-Murias). Esto me da una tranquilidad. Al ser una estructura totalmente nueva, otra cultura, otro idioma, quizá se haga un poco raro al principio, por eso intentaremos abrirnos y conocer un nuevo idioma, el italiano. Tener caras cercanas al lado, como Visconti o Javi Moreno, hará todo más fácil.

Su hermano Gorka no estará a su lado, sin embargo.

Sí, al final hay diferentes intereses. Él también tenía otro año de contrato y que nos marchásemos los dos no entraba en los planes de nadie. Es una pena porque me gustaría tenerlo conmigo, pero hay que entender a las diferentes partes.

Además de la oferta económica, ¿qué le ha seducido?

Sí, no solo es lo económico. Veía el interés de los mánagers del equipo, me llamaban, me decían que querían un corredor como yo sí o sí, porque este año han visto que soy un ciclista de vueltas de una semana que encajaba muy bien en su proyecto. Para mí es de agradecer ese interés y que valoren tu trabajo y te apoyen. Es gratificante. Veía que tenían ganas de verdad. Y viendo día a día los fichajes y las marcas que llegan se nota que va a ser un equipo potente. Esperemos ser una referencia año a año.

Su objetivo seguirá siendo por tanto las vueltas de una semana tras sus buenos resultados de este año.

Sí, hablando con ellos esa es la intención; no querían cambiarme los objetivos que he tenido este año porque han visto que se me dan bien y que puedo hacer buenas cosas en ese tipo de carreras. Y yo tampoco quiero cambiar.  Sin duda, esta ha sido mi mejor temporada deportivamente, a nivel de victorias y resultados. Las vueltas de tres semanas es algo muy complicado y hasta ahora tampoco he demostrado nada en las generales. Así que mejor ceñirnos a lo que se nos da bien y a lo que sabemos que podemos hacerlo bien que son las vueltas de una semana. Y el equipo así lo ve también.

Deja atrás una etapa de tres años en el Movistar Team.

Han sido tres años en los que me han ido muy bien, he estado como en casa y he crecido como ciclista cada año. Tengo que agradecer esa confianza. Me da un poco de pena si miro atrás, por los compañeros y el staff, pero la vida sigue y nadie sabe dónde vamos a terminar. El deporte es así y cada uno coge su camino.

Sí que Bahréin queda más lejos que Pamplona…

Yo creo que la sede del equipo estará en la zona de Como, Italia, a Bahrein no sé si iremos muchas veces. Me imagino que a la presentación y poco más. A finales de mes tienen idea de hacer la primera concentración.

ion-izagirre-gp-indurain-2016

Ion Izagirre gana el GP Miguel Indurain 2016.