Bianchi Specialissima

Publicamos en primicia para el mercado español la prueba de la nueva Bianchi Specialissima, una bici puramente escaladora y de muy alta gama.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Poca presentación es necesaria cuando hablamos de una marca con tanta historia como Bianchi. La marca italiana lleva ligada al ciclismo nada menos que 130 años, siendo un referente en la fabricación y la investigación de tecnologías y materiales dirigidos a la producción de bicicletas. La reputación y tradición de Bianchi es de sobras conocida en todo el mundo; un puro exponente de los que se conoce como “diseño italiano”. Gracias a su nuevo representant en España (David Frehner), hemos podido probar en primicia para un medio especializado en nuestro país, la última gran novedad de la firma: la Bianchi Specialissima.

Bianchi considera que el cuadro es el corazón de la bicicleta y por ello sus diseños y montajes se hacen en las oficinas centrales de Treviglio (Bérgamo, Italia), al igual que todos los diseños gráficos y las combinaciones de colores. Por las manos de estos diseñadores y mecánicos italianos han pasado cuadros de acero, aluminio, después de titanio y ahora de carbono, el material más avanzado en la actualidad. Bianchi lleva presente en el ciclismo profesional casi desde los inicios de la marca, siempre como referencia en el desarrollo de cuadros para la alta competición.

La Bianchi Specialissima CV, un puro exponente de los que se conoce como “diseño italiano”.

Prueba de ello es el material patentado y exclusivo Countervail (CV), unas fibras de carbono que contienen un material único que reduce las vibraciones en un alto porcentaje. Bianchi ha colaborado con el Materials Sciences Corporation (MSC) para el desarrollo de este material, que también emplea la NASA. El compuesto viscoelástico Countervail viene integrado entre las láminas de carbono de la Specialissima, filtrando gran parte de las vibraciones, mientras mantiene la rigidez y la fortaleza del cuadro. Bianchi ya ha empleado el Countervail en modelos anteriores, como el cuadro para granfondo y clásicas Infinito CV.

Tenemos ante nosotros un cuadro estrenado en vísperas del pasado Tour de Francia y que forma parte del equipo del UCI World Tour Lotto-Jumbo. La ligereza es uno de los principales reclamos de esta Specialissima que dio en nuestra báscula 6,37 kg en talla 55. Por supuesto, el montaje era acorde al alto nivel de acabados del cuadro, con las ligeras y magníficas Fulcrum Racing Zero Carbon y el excelente Dura-Ace 9000 mecánico con transmisión 52-36 en los platos. Un punto a favor de Bianchi respecto a otras marcas es que los italianos no montan componentes con su propia marca; aún confían en el sistema clásico de colocar los periféricos (muchos de ellos personalizados) a marcas especialistas, algo que se ve ya muy poco en los montajes actuales.

En el caso de la unidad de prueba, contamos con componentes ligeros y de marcas totalmete contrastadas: tija, potencia y manillar FSA K-Force; sillín Selle San Marco, tapa y cierre del sillín Carbon-Ti… El cableado interior de la Specialissima es válido tanto para los grupos mecáncios como para electrónicos. Son pequeños detalles que Bianchi sabe cuidar muy bien y que posiblemente marquen la diferencia.

Sigue leyendo… Galería + Ficha Técnica ↓