Jack Bobridge gana su 2º título de campeón australiano en la prueba en línea tras escaparse en solitario a falta de 90 km y rodar en solitario hasta la victoria.

Tras terminar en una decepcionante décima posición en la prueba contrarreloj, 4 minutos por detrás de Rohan Dennis, que se hizo con el oro, el tricampeón mundial en pista Jack Bobridge se redimió en la prueba en línea con una remarcable victoria en soliltario atacando desde lejos, a más de 90 km de meta, para conseguir su segundo Campeonato de Australia de ciclismo en ruta.

El nuevo fichaje del Trek-Segafredo se coló en la escapada de 20 corredores que se formó ya en la primera vuelta del recorrido de 183,6 km y 18 vueltas. Aunque no entraba dentro de sus planes, al llegar la sexta vuelta la escapada tenía una diferencia de 9 minutos respecto al pelotón, y en ese momento Bobridge y Bernie Sulzerberger atacaron para conseguir una ventaja de 20 segundos respecto al grupo de 20 corredores al comienzo de la séptima vuelta.

Con más de media carrera por delante, Bobridge dejó atrás a Sulzerberger, que se embarcó en una larga escapada en solitario hacia Ballarat para hacerse con la victoria final. “Quería comenzar la temporada para Trek-Segafredo lo mejor posible, porque obviamente me han dado una segunda oportunidad de volver al WorldTour, así que esto es enorme para ellos y para mí”, explica.

Fue una carrera dura, en la que solo 15 de los 127 corredores que tomaron la salida llegaron a la meta; favoritos a priori como Richie Porte o Caleb Ewan no quisieron sufrir hasta el final. El podio lo completaron Pat Meyer del Team Dimension Data, que entró a 2:52, y Patrick Lane, a 3:53.

Bobridge vestirá por primera vez este año con el maillot que lo acredita como campeón australiano en el Santos Tour Down Under la semana que viene, a lo que tiene que decir: “Después de todo, ganar la prueba en ruta es mejor… puedo vestir el maillot más a menudo”.