Tras despertarse del coma inducido después de su fuerte caída en la Vuelta a España, Kris Boeckmans deberá someterse a una larga operación quirúrgica. Se trata de una extensa cirugía facial que podría durar de ocho a nueve horas.

El ciclista del Lotto Saudal, recientemente despertado del coma, sufrió importantes heridas en la cara después de una caída en la octava etapa de la Vuelta a España. A causa de estas lesiones, el jueves deberá enfrentarse a una cirugía facial para continuar el proceso de recuperación. Una vez finalice la operación, tendrá prohibido hablar durante dos semanas con el fin de permitir que las lesiones se curen.

Boeckmans será operado en un hospital de la localidad belga de Genk y ahí deberá seguir el resto del tratamiento. Hay que recordar que el corredor también sufrió una conmoción cerebral, neumotórax, laceración del pulmón, tres costillas rotas e inflamación del tejido pulmonar. Lesiones, todas ellas, controladas por el momento.

Según el jefe de Prensa del equipo, Arne Houtekier, lo peor ya ha pasado. “La etapa en la que se temía por su vida ya ha terminado, está de vuelta con nosotros, pero aún le espera un largo período de recuperación“. El corredor fue visitado este martes en el hospital; ha perdido diez kilos y presenta dificultades en el habla.