Las subidas a estaciones de esquí suelen ser amables: carreteras amplias, bien asfaltadas, con pendientes moderadas. Alto Campoo no es una excepción: castiga, pero no ejecuta. Hasta las inmediaciones del complejo llegaron compactos pelotón y escapada. Fue a partir de él que se enfilaba la carretera hacia la Fuente del Chivo, cubierta de niebla, y los ciclistas se iluminaron. Delante abrió fuego Chérel y los demás miraron a Alessandro De Marchi, teórico favorito por pedigrí y frescura. El ‘Rosso di Buja’ no defraudó las expectativas ajenas. Manejó a sus rivales con ritmo firme y le bastaron dos aceleraciones para dominarlos. Una victoria de colmillo como aquella de Alcaudete en el año que arregló quitándose muelas del juicio.

En el pelotón, Fabio Aru se lanzó en un corajudo demarraje a tres kilómetros de meta, “he atacado porque así lo he sentido”, que fue igualado por otros cinco favoritos antes de cruzar la meta, entre ellos un Purito Rodríguez que discretamente superó un momento de flaqueza y mejoró su situación en la general. El movimiento del sardo, en definitiva, dejó patente que su superioridad es discutible, aunque al menos le sirvió para infligir 19” al sufrido Tom Dumoulin.

En la bruma, primero a rueda de Aru y después por delante de él, apareció Nairo Quintana. Venía aquejado de fiebre y gastroenteritis, pero ayer “tenía bastante mejor cara en el desayuno”, en palabras de su gregario José Joaquín Rojas. “Todavía tengo dolor abdominal, el estómago no se regula como debería, pero se ha visto que he tenido buenas piernas y buenas sensaciones”, indicaba el colombiano a los medios. “Espero poder luchar por el podio. Quedan bastantes etapas para recuperar tiempo”, ampliaba. Para Movistar, la Vuelta no acaba en Burgos.

“Tenemos el Nairo del Tour”, dijo Rojas a Eurosport. A falta de comprobar qué factura le pasa la enfermedad en los próximos días, esa es una frase con peso. El Nairo del Tour es frío, paciente, inteligente. Todo lo contrario de los dos principales candidatos a día de hoy, Fabio Aru y Tom Dumoulin, mucho más inocentes, que en la bruma demostraron manejarse con esfuerzos desaforados, derroches de vatios que pueden penalizarles a la larga. En contra de Nairo se encuentran los tres minutos que le separan del primer puesto de la general, harto difíciles de enmendar. Sotres es un escenario más irregular y dañino que Fuente del Chivo, pero no se presagia sangría hoy. La jornada de Quirós sí promete mayores diferencias. Burgos es una moneda al aire entre los escaladores y un comodín para Dumoulin. La media montaña será un juego de audacia y tácticas cruzadas casi impredecibles. La bruma envuelve al maillot rojo.

La Vuelta a España es retransmitida en directo por TVE, Teledeporte y Eurosport, que conectan cada día en torno a las 16:00. Podéis encontrar un análisis del recorrido aquí y los resultados en ProCyclingStats. El hashtag en Twitter es #LV2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Vuelta.