Hacemos un repaso a algunas de las soluciones que los fabricantes de bicicletas proponen para hacer las bicis más cómodas sobre el asfalto.

¿Cómo hacer que una bici de carretera sea más cómoda sin que pierda eficacia en el pedaleo? Esta es una pregunta a la que se enfrenta la industria de la bicicleta desde hace muchos años. De hecho, como se puede comprobar por algunas imágenes que acompañan a este texto, y a mediados de los años noventa se empezaron a proponer bicis de carretera incluso con dobe suspensión (ver Bianchi). Eran los años del despegue del ciclismo de montaña y, sin duda, los ingenieros de carretera se sintieron atraídos por el diseño de las bicis de rueda gorda. Sin embargo, muchas de esas soluciones pioneras no acabaron de funcionar, fundamentalmente porque proponían sistemas que no entroncaban con el estilo e idiosincrasia de la bici de carretera.

Actualmente, y gracias a la proliferación de los modelos de bici llamados “granfondo” o cicloturistas, la industria se ha exprimido para encontrar soluciones de amortiguación específicas para las necesidades de la bici de carretera. El mercado del usuario que busca una bici más confortable, menos racing, ha crecido mucho en los últimos años. En línea con el desarrollo de este mercado granfondo, muchas marcas han aportado su propia solución de amortiguación, pero ya lejos de aquellos exagerados sistemas de muelles y bieletas de hace veinte años.

amortiguacion 02

Bianchi doble suspensión para carretera, años noventa.

Dos sistemas de amortiguación
Generalizando mucho, podríamos agrupar los actuales sistema de amortiguación o filtración de vibraciones en dos grandes tipos. Por un lado, estarían los cuadros que incluyen algún tipo de elastómero en la estructura; y por otro tendríamos los que usan la propia distribución y tipo de fibras de carbono para incrementar la amortiguación. Recordemos que el gran dilema a resolver es cómo mantener la rigidez de la estructura total de la bicicleta, pero dotándola a su vez de una importante capacidad de absorción o amortiguación de los baches de la carretera.

Llegados a este punto, pensamos que actualmente es más adecuado hablar de amortiguación, filtración o absorción para las bicis de carretera que de suspensión. El término suspensión sería más propio para las bicis de mtb, con elementos reconocidos como tales y recorridos bastante más amplios.

amortiguacion 04

Elastómero Zertz que Specialized usa en su modelo Roubaix.

Amortiguación por elastómero
Es el sistema más atrevido y más llamativo desde el punto de vista del marketing, básicamente porque se puede hacer visible. Specialized, por ejemplo, lo usa en su modelo Roubaix desde hace casi una década (inserciones de Zertz en horquilla y tirantes). Se trata de usar un elastómero (goma dura, polímero) dentro de la estructura del propio cuadro para incrementar su capacidad de absorción. Es importante destacar que el efecto que se busca con estos elastómeros no es tanto el de crear una suspensión, un recorrido de oscilación en el propio cuadro, sino que la pieza de goma “atrape” el traqueteo propio de una carretera bacheada, que filtre y disipe las vibraciones que se producen al pedalear. Por eso pensamos que no es adecuado hablar de “suspensión”.

Trek introdujo un sistema similar, aunque más elaborado (rótula Isospeed) hace un par de años con el lanzamiento de la Domane. Un sistema que este año ha incorporado también a sus bicis rígidas de mtb. Otras marcas como Lapierre incorporan un sistema parecido desde hace años y actualmente lo usan en el modelo Pulsium. La firma francesa Time también ha desarrollado su propia solución pero esta vez a través de la fabricación de una horquilla propia que incorpora un elastómero-masa en su interior.

Continuar leyendo en la siguiente página… ⇓