La firma española explicita en un comunicado que no se hará responsable de las imitaciones que se venden en webs y tienda no autorizadas.

La marca español de cascos para ciclismo Catlike también está siendo víctima de la venta de productos de imitación en tiendas online e incluso en páginas de Facebook. Ante este hecho, los responsables de la marca han remitido un comunicado a los medios en los que aseguran que “solo se hace responsable de sus productos originales, adquiridos en distribuidores y tiendas online autorizados. Cada casco Catlike original lleva un chip interno que nos permite identificarlo”. Ante las posibles dudas que puedan surgir entre los clientes que hayan comprado estos productos sin conocer su procedencia ilícita, Catlike recomienda “contactar con Catlike España, y conservar el ticket de compra”. La marca señala que estos producos de imitación no han pasado homologación alguna y que no han sido sometidos a los obligatorios test de impacto. La nota de Catlike concluye asegurando que “en relación a este asunto, ya se han producido detenciones por parte de la Policía Nacional a ciudadanos que estaban realizando ventas de copias a través de páginas webs y redes sociales”. Más información en la web www.catlike.es