La etapa de Cauterets tuvo dos problemas: le precedió La Pierre-Saint-Martin y le seguirá Plateau de Beille. El recorrido era sublime, 80 kilómetros de falso llano que aprovechó el pelotón para masacrarse a palos y un encadenado abonado a la leyenda que aprovechó Rafal Majka para emular la cabalgada en solitario de Richard Virenque en 1995 y Dan Martin para girar sin rédito las mejores piernas de su vida. Sin embargo, los favoritos no hicieron prácticamente nada. Asunción de inferioridad y tregua. Chris Froome no necesitaba moverse y los demás tampoco porque priorizaban cauterizar las heridas que dejó La Pierre-Saint-Martin. “Debo pensar en lo que viene más adelante”, dijo Alberto Contador, cuyo rendimiento está aparentemente mermado por las alergias.

Sólo un corredor decidió cauterizar hiriendo. Fue Vincenzo Nibali, dañado en su amor propio por su mánager Alexandre Vinokourov que, zahiriente, le acusó de “tener una avería en la cabeza” y le desposeyó del liderato de Astana para adjudicárselo a Jakob Fuglsang. El Squalo ordenó zafarrancho a sus compañeros subiendo el Tourmalet y bien pronto su lugarteniente danés fue al palco, perdiendo de facto el estatus que le habían otorgado la tarde anterior y arrebatado por la mañana. Cuando aún había 15 corredores a su rueda, Nibali se quedó sin gregarios y continuó tirando unos minutos más. Sabía que su esfuerzo era inútil, pero necesitaba el golpe en la mesa para demostrar que no es un cero a la izquierda.

El grupo de favoritos diezmado que dejó Astana fue la criba del impulsado el viernes por Sky. Ganó peso Bauke Mollema y confirmaron su emergencia Tony Gallopin, Warren Barguil y Robert Gesink, mientras desaparecían invitados de ayer como Adam Yates ó Rafa Valls. El gran ausente y damnificado fue Purito Rodríguez. Durante unos días pareció candidato al podio. Sin embargo, la alta montaña que le postulaba le ha destruido. Franqueó la meta del martes “vacío como nunca”, y ayer acusó una caída en la neutralizada para llegar a un mundo de los mejores. “Tengo que ir tranquilo y buscar dónde gastar las pocas balas que me quedan”, aseveró. Al menos ya ha cerrado su renovación con Katusha. Sólo falta la firma…

Hoy, en teoría, debería haber más movida. Hay terreno, con varios puertos de entidad separados todos ellos por tramos de llano que dificultan las emboscadas. No obstante, Michael Rogers, ‘capitano’ de Tinkoff-Saxo, aseveró solemne en Eurosport: “Si Alberto [Contador] quiere marcar diferencias, debe ser mañana. La jornada va a ser terrible y Plateau de Beille es una subida muy larga y dura”. Igualmente, Movistar Team expresó por boca de José Herrada su deseo de aquí a París: “Hay que eliminar a Van Garderen”. El estadounidense es el elemento que se impone entre Alejandro Valverde y el podio provisional. Esta etapa de fondo con potente traca final es ideal para herirle.

El Tour de Francia es retransmitido en directo por Teledeporte y Eurosport, que conectan cada día en torno a las 14:00. Podéis encontrar las altimetrías en inrng y los resultados en ProCyclingStats. El hashtag en Twitter es #TdF2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Tour.