“Llegas a tope de forma. Empiezas pletórico y terminas vacío: no hay vuelta atrás. Tener algo de mala suerte significa perder todas las opciones. Necesitas mantenerte concentrado y ahorrar energía durante todo el día porque cada gota de fuerza cuenta en el final. Es una obra maestra de la táctica ciclista”. Así se pronuncia Dan Martin en la última edición de la revista ProCycling cuando le preguntan por Lieja-Bastoña-Lieja.

Parece haber perdonado por completo lo sucedido el año pasado, cuando la Decana no tuvo corazón con él, que midió perfectamente su esfuerzo y realizó un ataque magnífico dentro del último kilómetro que significaba victoria… Hasta que se fue al suelo por culpa de un reguero de gasolina. “¿Correr siete horas sólo para que te pase esto en la última curva? Sí, es poesía”, disertó en meta.

Con los ciclistas y sus carreras favoritas sucede como con algunas parejas: aunque litiguen, se conocen demasiado; les unen más vínculos que razones les separan… y, al final, terminan juntos de nuevo. Dan Martin le debe a Lieja el que hasta ahora supone el gran éxito de su vida, aquel triunfo en la edición de 2013 remachando a Purito Rodríguez. También aquella imagen, singular y definitoria, del hombre disfrazado de oso panda corriendo tras el dúo de aspirantes a la victoria. Aquel Monumento colocó definitivamente al irlandés en la primera línea del ciclismo mundial. El pasado otoño vino Il Lombardía, la revancha por toda una temporada de mala suerte, para refrendar su estatus.

Dan Martin llega a esta Lieja en estado de incógnita. Su temporada ha sido discreta, aunque con buenas prestaciones. Tuvo buen papel en la Amstel (15º), pero una caída amargó su Flecha Valona. “Estábamos situándonos en la cabeza del pelotón antes de un paso por el Muro de Huy y, de repente, una cadena de caídas afectó a Dan”, explicó su compañero Nathan Haas. El resultado: “contusiones, quemaduras y dolores en el cuello”, según comunicó su equipo. Las últimas informaciones indican que se ha recuperado por completo y podrá disputar Lieja en plenas condiciones.

Precisamente su equipo, Cannondale-Garmin, es la otra circunstancia que condiciona a Martin. El Garmin de Jonathan Vaughters tomó el patrocinio de Cannondale, y con él el contrato de ocho ciclistas que la compañía americana tenía en el antiguo Liquigas de Roberto Amadio. La integración, dicen desde dentro, ha sido “fácil”. Deportivamente, sin embargo, no ha registrado grandes éxitos hasta ahora y es ahora mismo farolillo rojo del ránking UCI World Tour. Un buen resultado de la estrella irlandesa en Lieja sería clave para alegrar el estado de ánimo de cara al Giro d’Italia.

Altimetría de Lieja-Bastoña-Lieja 2015

Altimetría de Lieja-Bastoña-Lieja 2015

Los obstáculos a franquear son varios: La Redoute, la Roche aux Faucons, la Côte de Saint-Nicolas, la definitiva Côte d’Ans. Esas son las principales subidas a afrontar y en las cuales desencriptar los movimientos de un enorme plantel de rivales en el cual destacan dos españoles: Alejandro Valverde, lanzado tras su victoria en Flecha Valona, y Purito Rodríguez, que afronta una de sus últimas oportunidades de anotar uno de sus triunfos más deseados.

Lieja – Bastoña – Lieja será retransmitida por Eurosport (desde las 14:00) y Teledeporte (desde las 14:15). Terminará en torno a las 17:00. Puede ser seguida en Twitter a través del hashtag #LBL.

¿Quieres más alicientes para seguir Lieja – Bastoña – Lieja? ¡Participa en nuestra porra y gana un maillot Sportful Italia!

Entra en el Facebook de Arueda.com y podrás ganar este maillot oficial Sportful Italia