En este artículo explicamos cómo se deben colocar correctamente unos pedales con medidor de potencia Polar Kéo Power.

Polar lanzó sus Kéo Power hace un par de años en colaboración con la prestigiosa firma francesa Look. La idea de los responsables de Polar era lanzar un medidor de potencia de gama alta que aportara precisión y versatilidad. Por eso se unieron con Look, con el objetivo de trabajar en unos sensores de potencia que, al ubicarse en los pedales, fueran muy prácticos –o al menos bastante prácticos– a la hora de colocarlos en varias bicis. Otro punto a favor de este dispositivo es que permite medir de manera independiente la fuerza de cada pierna al pedalear. Esta información puede ser muy útil para descubrir posibles problemas posturales e incluso dismetrías físicas en el ciclo del pedaleo.

polar keo 06

Antes de pasar al tema de la instalación y uso de los Kéo Power vale la pena señalar que un medidor de potencia no es un juguete ni un elemento válido para cualquier ciclista. Al contrario, por precio, nivel de información y prestaciones es un producto dirigido a un tipo de ciclistas muy concreto. Comprarse un medidor de potencia de estas características supone querer entrar de lleno en el complejo mundo del entreno por potencia, con la dedicación que ello supone. Instalarte estos pedales sin tener ni idea de qué es la potencia normalizada o sin haber hecho un test de esfuerzo en un centro médico, por poner dos ejemplos, es algo que carece de sentido.

LA INSTALACIÓN
– Los Kéo Power de Polar incluyen un par de pedales, dos sensores y dos llaves (fija para pedales de 18 mm y allen de 8 mm). Los pedales se colocan como unos pedales convencionales, pero con algún aspecto que lo diferencia. Es muy importante el que sepamos que hay que situar la rosca interna del pedal en una posición concreta, para ello hay una muesca en la parte interna que debe quedar en la posición que mostramos en esta imagen:

polar keo 05

– El pedal no se aprieta directamente contra la biela, sino que lleva un sistema de doble rosca. Por eso nos acompaña en el kit de compra una llave para sujetar la rosca por la parte interna de la biela, además de la llave fija para pedales. Esta doble tuerca permite ajustar posteriormente el sensor en la parte interna del pedal-biela. Además, evita que apretemos el pedal directamente sobre el sensor y que esto altere los datos de potencia el ciclista.

– El grosor de las bielas importa en esta operación. Los Kéo Power están pensados para usarse con bielas de hasta 16 mm de grosor. Nuestras Dura-Ace y la mayoría de bielas del mercado cumplen este requisito. Si las bielas son más gruesas, es posible que no podamos insertar el sensor por la parte interna de la rosca, porque sencillamente no tenga espacio suficiente para ajustarse bien. Hay que asegurarse bien de este dato antes de hacerse con este sistema de medición de potencia.

– Con los pedales colocados, podemos instalar los sensores. Hay uno específico para la biela derecha y otro para la izquierda. El sensor se coloca a presión, pero sin necesidad de hacer mucha fuerza. Debe encajar bien y quedar firmemente sujeto en el eje interno del pedal. El transmisor debe quedar por debajo del pedal cuando la biela mira hacia delante (ver siguiente imagen). Una vez colocados se sujetan con unas bridas que vienen con el kit de montaje.

polar keo 05b

– Con los sensores colocados podemos dar por finalizado el primer proceso de instalación. Aún así, Polar nos ofrece un kit de pequeños guardapolvos de plástico que podemos usar para proteger los sensores del agua, la humedad y la suciedad típica de las carreretas. Recordemos también que los sensores usan sendas pilas de botón.

– A partir de aquí, podemos configurar el medidor de potencia ya desde nuestro dispositivo Polar. Nosotros hemos usado el modelo M450, en nuestra opinión el que mejor encaja con el perfil de usuario de un medidor de potencia de este nivel. Con el M450 y desde nuestra sesión de Polor Flow, configurar el potenciómetro es realmente sencillo. Desde el ordenador todo es más fácil.

Una vez realizada la configuración del dispositivo hay que calibrar los pedales. Esto se hace mediante un apartado del menú del M450 y para ello hay que colocar las bielas en posición vertical (90º respecto al suelo). Una vez colocadas así las bielas, se aprieta el botón y la operación se realiza en unos segundos. El tema del calibrado es importante, ya que de ello depende que los datos que nos muestre el aparato sean reales. Es posible que en las primera sesiones el dispositivo nos vuelva a pedir un nuevo calibrado. Esto lo podemos hacer también incluso sobre la bici, en marcha; pero eso sí, hay que mantener siempre las bielas en posición vertical.

polar keo 06b

Cabe destacar, para los más delicados con los temas de ergonomía y posicionamiento, que estos pedales alteran el factor Q del ciclista. Recordemos que el factor Q es la distancia entre pedales, una distancia que afecta a la posición de las rodillas, la cadera, etc. En principio, hablamos de unos pocos milímetros, pero es posible que haya usuarios que esta mínima variación les pueda afectar. Hay que tenerlo en cuenta.

En marcha, el dispositivo M450 se comunica con los sensores mediante conexión Bluetooth Smart. La comunicación es eficaz y apenas gasta batería. Además, esto nos permite incluso ver los datos en nuestro teléfono móvil. Las pantallas para ver los datos de potencia se pueden configurar muy fácilmente mediante el programa Polar Flow. Sobre la marcha podemos ver incluso la eficiencia del ciclo de pedaleo de manera independiente e incluso la potencia generada por cada pierna.

– Atentos, si en la potencia generada por cada pierna observamos graves alteraciones (por ejemplo, 70%-30%) es que o bien los pedales están mal calibrados o bien tenemos una dismetría brutal en nuestras piernas y deberíamos ir al médico de urgencias…

FICHA TÉCNICA
Conexión: Bluetooth Smart
Pedales: tipo Look Kéo
Incluye: dos llaves de instalación, bridas, juntas de plástico
Medidor de potencia: permite ver datos de cada pierna independiente
Peso comprobado: 48 gramos (par de sensores)
Precio: 1300€ (par pedales y sensores)
Más información: www.polar.com/es/