La localidad de Tabor acogerá el quinto Mundial de ciclocross de la historia en suelo checo. Faltará la gran estrella local, Zdenek Stybar, que no podrá defender su arcoíris merced a una serie de lesiones que le han forzado a centrarse en la temporada de carretera. Será Martin Bina el mejor candidato local, el más indicado para aprovechar un circuito helado que también beneficia al histórico Sven Nys. No obstante, los focos estarán puestos sobre la nueva generación: el belga Wout Van Aert y los neerlandeses Mathieu Van der Poel y Lars Van der Haar, jóvenes que parten con vitola de favoritos tras brillar a lo largo del invierno. Frente a ellos, el mejor candidato de la vieja guardia parece ser Kevin Pauwels, reciente campeón de la Copa del Mundo.

El clima puede condicionar igualmente el desarrollo de la prueba femenina. La principal favorita, por sensaciones y por dominio del terreno es la checa Katerina Nash, mientras la vigente campeona Marianne Vos duda si podrá imponer su fuerza e incluso de si participar. En una segunda línea figuran la francesa Pauline Ferrand-Prévot, ya campeona del mundo de fondo en carretera, así como la belga Sanne Cant, la estadounidense Katie Compton o la italiana Eva Lechner, plata en 2014 y ganadora de la última manga de la Copa del Mundo en Hoogerheide.

En cuanto a la representación española, las féminas Rocío Gamonal y Aida Nuño se antojan las candidatas a un mejor puesto, “rozando el top20 o algo más adelante” según el seleccionador nacional Pascual Momparler. Los representantes en la prueba Elite masculina, Aitor Hernández y Javier Ruiz de Larrinaga, deberán a priori “defenderse y luchar por un top25”.

Las pruebas de este Campeonato del Mundo de ciclocross podrán seguirse en el canal de Youtube de la UCI. El sábado tendrán lugar las pruebas Juvenil masculina (11:00) y Elite femeninas (14:00), mientras el domingo será el turno de los hombres Sub23 (11:00) y Elite (14:00).

Más información
Web oficial de la Unión Ciclista Internacional
Especial de elpeloton.net