Con Vincenzo Nibali, Alberto Contador, Chris Froome y Nairo Quintana, el periodista de ciclismo navega en la vigilia del Tour de Francia entre la necesidad de denominar a este grupo de superdotados y el miedo a sonar cansino o repetitivo. Se habla de “Big Four”, pero también de “Cuatro magníficos”, “Cuatro amigos”, “Cuatro galácticos” o “Cuatro tenores”. No hay acuerdo, y “Cuatro favoritos” suena, no sé, muy flojo. No obstante, apodar a los bloques que les acompañan en su asalto al maillot amarillo es más sencillo, quizá por ser menos comprometido. Son cuatro transatlánticos de potencia enorme, cada uno con sus puntos fuertes… y débiles.

Astana

Vincenzo Nibali; Jakob Fuglsang, Tanel Kangert, Michele Scarponi, Rein Täaramae; Andriy Grivko, Dimitri Gruzdev, Lieuwe Westra, Lars Boom.

Punto fuerte La primera semana.
Punto débil La inestabilidad.

Anoche sufrieron un susto: Lars Boom ofreció unos niveles de cortisol por debajo de lo tolerado por el MPCC, la asociación de equipos que se autoimponen normas antidopaje más duras que las promulgadas por la UCI, y por ende debían dejarlo fuera de la alineación. Sin embargo, a la hora de redactar estas líneas parecía que todo se saldaría con un corte de mangas al MPCC. Sea como fuere, el año pasado el conjunto kazajo ganó el Tour en la primera semana y esta vez quiere repetir jugada. Así se entiende su gran bloque de rodadores, encabezado por el susodicho y desdichado Boom. Después tendrían una escolta sólida para Nibali en la montaña. Si no logran llegar con ventaja a la Pierre de Saint Martin, estarán en disposición de romper la carrera en cualquier momento gracias a la potencia de su ‘nueve’ y la valentía de su líder.

Tinkoff-Saxo

Alberto Contador; Rafal Majka, Roman Kreuziger, Ivan Basso, Michael Rogers; Daniele Bennati, Matteo Tosatto, Michael Valgren, Peter Sagan.

Punto fuerte La experiencia.
Punto débil El cansancio.

Es, con diferencia, el equipo más veterano del Tour de Francia. Salvo Sagan, Valgren y Majka, todos sus componentes superan los 30 años y en algún caso llegan a los 40. Tienen oficio y ofrecen confianza a Contador, que ha compartido grandes vueltas victoriosas con todos excepto con la estrella eslovaca, cuya adaptación al papel de gregario está por ver. La cara B es que esta experiencia se puede traducir en debilidad física, especialmente en el caso de Basso, Kreuziger, Rogers y Tosatto, que acompañaron al pinteño en su reciente Giro d’Italia y están sujetos por tanto al mismo reto de recuperarse del esfuerzo en tiempo récord para ser competitivos este mes de julio.

Team Sky

Chris Froome; Richie Porte, Leopold König, Wout Poels, Peter Kennaugh, Nicolas Roche; Ian Stannard, Luke Rowe, Geraint Thomas.

Punto fuerte La montaña.
Punto débil La monotonía.

Por vatios es la mejor alineación de todo el Tour de Francia. A Dave Brailsford le gusta centrar sus ‘nueves’ en la alta montaña, el terreno en el cual se decidirá todo gracias al diseño del recorrido propuesto por ASO. De hecho, ha relevado a su capitán de ruta de toda la vida, el antiguo velocista Bernhard Eisel, por un escalador de gran visión táctica, Nicolas Roche, que conoce íntimamente a Tinkoff-Saxo dado que formó parte del equipo hasta este invierno. El bloque queda así un tanto cojo en llano, dado que Stannard no es un genio táctico y Rowe carece de experiencia en el Tour; corresponde a Thomas guiar a Froome en el pavé y la lucha de codos. No obstante, la gran duda en torno al equipo británico es otra: ¿cómo se sobrepondrá a la presencia de tres favoritos a la altura de Froome y tres grupos capaces de derrotarles en un pulso de poder a poder? Necesitarán de la audacia que nunca han mostrado en los grandes escenarios…

Movistar Team

Nairo Quintana; Alejandro Valverde, Winner Anacona, José Herrada; Gorka Izagirre, Jonathan Castroviejo; Alex Dowsett, Imanol Erviti, Adriano Malori.

Punto fuerte La crono por equipos.
Punto débil El pavé.

La configuración final del ‘nueve’ telefónico fue extraña. El antiguo recórdman de la hora Alex Dowsett no fue preseleccionado y, de repente, entró en la alineación. La impresión, viendo a sus acompañantes, es que lo hizo con calzador: Dowsett no se caracteriza por ser un gran hombre de equipo y ya hay en el grupo otros dos contrarrelojistas de renombre como Malori y Castroviejo. Esto producirá un bloque potentísimo para la CRE, pero también vulnerable en el pavé, donde ciclistas como Fran Ventoso o José Joaquín Rojas podrían haber aportado algo más. Para la montaña, si a Izagirre y Castroviejo les renta el trabajo específico que han realizado para afinar peso y mejorar subiendo puede que los ‘azules’ tengan seis de los cuarenta mejores escaladores de la carrera. Y sobre todo, Nairo tendrá en Valverde al segundo espada más poderoso de todo el pelotón. Bien utilizado, el murciano puede ser un elemento importantísimo o incluso definitorio.

El Tour de Francia será retransmitido en directo por Teledeporte y Eurosport, que conectarán cada día en torno a las 14:00. Podéis encontrar las altimetrías en inrng y la lista de participantes en ProCyclingStats. En Twitter el hashtag es #TdF2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Tour.