Primer día del Giro de Italia donde verdaderamente habrá diferencias importantes. Una de esas etapas de ‘todo o nada’. Hablamos de la única contrarreloj larga de la carrera; 40,5 kilómetros de lucha individual en los que los corredores más completos tienen una gran opción de aventajar a los escaladores puros. De hecho, probablemente sea el único día en el que van a contar con condiciones favorables para sacar terreno a sus rivales.

Sin duda la contrarreloj, durísima y sin un solo metro llano, va a marcar un antes y un después en la carrera. Tengamos en cuenta que Brambilla, actual líder tras ganar ayer, no es un buen contrarrelojista por lo que lo natural es que pierda la prenda. Así que a la espera de lo que suceda en la etapa lo único que podemos contar es el ‘antes’, es decir, cómo llegan los favoritos a la batalla contra el cronómetro tanto por su situación en la clasificación como por las sensaciones mostradas hasta el día de hoy. Que, no obstante, aún cambiará mucho durante los 15 días que restan de carrera y en los que hay mucha tela por cortar.

Ilnur Zakarin. Segundo, a 23”

Realmente fue el más fuerte en la única etapa en alto, junto con Fuglsang. Alcanzó desde atrás a Dumoulin y finalmente hasta le acabó picando un par de segundos. Y ayer en Arezzo tampoco mostró fisura alguna. Que la etapa de hoy sea tan compleja le viene bien, porque en cronos llanas y de grandes rectas suele tener más problemas para defenderse. Aun así, lo normal es que ceda terreno con el líder y, tal vez algo menos, con otros como Nibali.

Steven Kruijswijk. Tercero, a 33”

Le falta un punto de consistencia para que se le considere como uno de los grandes candidatos a ganar el Giro, pero también el faltaba el año pasado y acabó haciendo un séptimo puesto más que meritorio. Debe estar cerca de Nibali en los tiempos de la crono. Y ojo que si tras la etapa se mantiene en la posición general en la que va ahora puede salir enormemente reforzado.

tom-dumoulin-chianti-crono-giro-nibali-valverde-majka-uran-hesjedal

Alejandro Valverde. Cuarto, a 36”

Hasta ahora es el mejor español en la general,aunque hasta ayer no había asomado mucho. Sin embargo, en el sector de tierra asumió el peso entre los favoritos y destrozó el grupo, entre ellos al propio líder. Si tiene el día puede salir muy bien parado de esta etapa, pero en cualquier caso todo lo que sea perder menos de 1’30” con Dumoulin se puede considerar un gran resultado.

Vincenzo Nibali. Quinto, a 45”

Era el gran ‘capo’ al comenzar la carrera, y por ahora no ha ejercido como tal. Aún peor, cuando intentó atacar se vio sobrepasado por casi todos los ‘gallos’. En Arezzo se le vio más acertado pero no siempre a la sombra de Valverde. Pero eso no quiere decir nada, porque Nibali no es de los que se dejan llevar. Debería estar más o menos en los tiempos de Valverde y, como el murciano, perder menos de 1’30” con Dumoulin tras la crono de hoy debería ser para estar esperanzado.

Esteban Chaves. Sexto, a 48”

Día problemático para el joven colombiano, que ayer estuvo muy bien pero perdió unos segundos en un corte el pasado viernes en Foligno. A priori, Chaves es de los más débiles entre los que pelean por la ‘Maglia Rosa’. El último precedente entre ambos fue la contrarreloj de Burgos de la pasada Vuelta. En un trazado de 38 kilómetros y más llano que el de hoy, le sacó 2’43”. Algo parecido dejaría a Chaves a casi cuatro minutos de Dumoulin. Muy lejos.

Rigoberto Urán. Séptimo, a 49”

Para él esta es la gran oportunidad de ganar el Giro, y eso dice siempre que se acerca a un micrófono. De hecho, su nuevo equipo el Cannondale es de los pocos que hemos visto tirar con algo de decisión. Debería al menos mantener posiciones tras la contrarreloj, pues es de los que mejor se defiende en esta disciplina aunque no llegue a ser un especialista.

tom-dumoulin-chianti-crono-giro-nibali-valverde-majka-uran-hesjedal

Rafal Majka. Octavo, a 54”

Más o menos se encuentra en la misma tesitura que Chaves, y con el mismo precedente. El polaco del Tinkoff se dejó aquella vez en Burgos 2’38”. Se supone que la dureza del trazado debería limitarle esa debilidad, pero es otro de los que parte en peor posición con respecto a los rodadores. Eso sí, tras la crisis ayer de Dumoulin, está muy cerca de los demás.

Domenico Pozzovivo. Noveno, a 56”

Más de lo mismo. Lo bueno es que se le ve fuerte, en Roccaraso lo demostró alcanzando desde atrás a los más fuertes. Lo malo, es que contra el crono no suele ser muy efectivo. Por simples condiciones físicas es un ciclista demasiado ligero como para poder competir con los rodadores. Y tampoco tiene un rendimiento constante en esta disciplina. Ha tenido días en los que ha sorprendido por su entereza, y otros en los que ha quedado descartado de cualquier pelea posterior.

Mikel Landa. Décimo, a 1,03”

De Landa se espera todo para los últimos ocho o nueve días del Giro. Si está en forma posiblemente sea el mejor escalador. Lo que pasa es que él mismo tiene dudas. Asegura que sus sensaciones no son las mejores, aunque quiere ser optimista para lo que viene. En la crono larga del año pasado del Giro se dejó cuatro minutos –eran 59 kilómetros- y en Burgos, casi cinco. Todo lo que sea perder menos de 2’30” con sus competidores le dará esperanzas para la montaña.

tom-dumoulin-chianti-crono-giro-nibali-valverde-majka-uran-hesjedal

Tom Dumoulin. Undécimo, a 1’05”

Llegaba como el jefe de la carrera. Ya tenía una etapa y fue el que más impresionó en Roccaraso, sobre todo por la forma en que remachó a Nibali tras el ataque del italiano. El corredor del Giant había empezado este Giro de manera formidable y era -sigue siendo- el gran favorito para la contrarreloj a expensas de la recuperación definitiva de Cancellara. Pero ayer camino de Arezzo se le atragantó el puerto final. Toda la ventaja que había acumulado la acabó perdiendo, y ahora tiene que recuperar terreno. Eso sí: tiene capacidad para ponerse líder si recupera bien de ayer.

Jakob Fuglsang. Duodécimo, a 1’12”

Sobre el papel, su estancia en la carrera es para servir de gregario de Nibali en los momentos complicados. En Roccaraso salió de avanzadilla, pero el líder no llegó después a cumplir su cometido. Un inoportuno pinchazo le hizo perder tiempo ayer y ahora sale desde una posición menos avanzada de lo que quisiera, pero suele ser bastante solvente contra el crono. Servirá de referencia para Nibali y muy probablemente se acercará al Top5 de la general.

Ryder Hesjedal. Vigésimo segundo, a 2’36”

No sabemos si es muy favorito o no, pero lo incluimos por respeto como ganador del Giro que es. No suele hacer malas cronos aunque tampoco sea un especialista, así que se le espera cercano a los tiempos de gente como Nibali o Valverde, tal vez un poco por detrás. Lo que pasa es que ya casi pierde casi tres minutos con Zakarin, y casi dos con los otros. Aunque se acercará a los escaladores puros tras el día de hoy.

Así están las cosas antes de la contrarreloj. El guión, por supuesto, será otro una vez que acabe. Veremos quiénes imponen su ley. Pero cualquier situación en la que Dumoulin no amplíe su ventaja sobre los perseguidores no dejará de ser una verdadera sorpresa. Veremos quiénes resisten mejor, y cómo aguantan los españoles.