Un documental emitido ayer por la cadena francesa Stade 2 sugiere el uso de motores ocultos por los profesionales en la Strade Bianche y la Settimana Coppi e Bartali.

Los periodistas Thierry Vildary y Marco Bonarrigo son los responsables de la investigación llevada a cabo por la cadena de televisión francesa Stade 2 y el periódico italiano Corriere della Sera, según la cual los motores eléctricos ocultos en bicicletas son una práctica real y en uso dentro del pelotón profesional.

El dopaje mecánico o fraude tecnológico es un fantasma que ronda en el mundo del ciclismo desde hace años, pero no se materializó hasta el descubrimiento del primer caso jamás registrado en competición en los pasados Mundiales de Ciclocross de Zolder, en una de las bicis de repuesto de la belga Femke van den Driessche. Desde entonces, la UCI ha incrementado los controles rutinarios a bicicletas en busca de elementos prohibidos.

En el documental, primero de revisar los episodios más famosos en los que se ha sospechado del uso de algún tipo de asistencia mecánica ilegal (Fabian Cancellara, en el Tour de Flandes 2010; Ryder Hesjedal, en la Vuelta a España 2014; Alberto Contador, en el Giro d’Italia 2015; Chris Froome, en el Tour de Francia 2015, y los mecánicos del Movistar Team, en la Vuelta a España 2015), Vildary y Bonarrigo, armados con un detector de calor, intentan localizar motores ocultos en las carreras italianas de la Strade Bianche y la Settimana Coppi e Bartali.

El resultado de sus grabaciones sugiere que se detectaron siete motores diferentes. Cinco dentro del cuadro de la bicicleta, uno en la llanta trasera y otro en el cassette. Tras consultar las imágenes con diversos expertos, todos ellos llegan a la conclusión de que se trata de elementos externos a la bicicleta no permitidos en competición. Sin embargo, los ciclistas supuestamente en uso de estos dispositivos no son nombrados en el documental.

Pero la parte más inquietante llega cuando entrevistan al ingeniero húngaro Istvan Varjas, supuesto creador y presunto proveedor de motores a profesionales, quien enseña a los periodistas una versión rudimentaria de un motor asegurando que su uso podría remontarse al año 1998.

Luego Varjas cuenta en qué punto se encuentra la vanguardia del fraude tecnológico a día de hoy: motores cilíndricos de 5 cm de longitud, ligeros y capaces de producir hasta 250 vatios de potencia, que pueden mover el pedalier o el cassette de la bicicleta. Y enseña una nueva forma de dopaje mecánico que ya conocimos hace un tiempo en una investigación del periódico La Gazzetta dello Sport: ruedas electromagnéticas con imanes de neodimio capaces de producir 60 vatios.

Documental completo Stade 2