La firma catalana ha desarrollado el nuevo modelo en colaboración con Andrea Guardini de Astana e incorpora la tecnología antivaho AirFlow Control.

Las nuevas gafas para ciclismo Aero nacen para satisfacer la necesidad de una gafa con grandes lentes que pueda proteger los ojos del ciclista ante cualquier inclemencia meteorológica, pero que a su vez no se empañe. Para ello, Eassun se ha unido con el ciclista profesional del Astana, Andrea Guardini, con el objetivo de conseguir unas gafas que le proporcionasen la mayor comodidad posible sin renunciar a las características estéticas y de rendimiento.

Así, para evitar el empañamiento de las lentes, la firma catalana ha desarrollado la tecnología AirFlow Control, que proporciona un flujo constante de aire direccionado para que el viento no toque en ningún momento los ojos pero pueda fluir por la lente evitando que esta se empañe. Este flujo de aire se divide en tres partes: el orificio superior está diseñado de tal forma que redirige el aire a la parte interna de la lente, refrigerándola y evitando el vaho; los orificios laterales consiguen que la montura ejerza menor resistencia; y la curvatura de la lente logra una menor resistencia del aire que impacta directamente sobre ellas, llevándolo a la parte inferior.

La fabricación de la lente se ha llevado a cabo por el grupo Essilor, líder mundial en desarrollo de lentes, y el material usado para la fabricación de la montura es el Grilamid TR90, que proporciona la flexibilidad y ligereza necesarias para adaptarla al uso diario e intensivo. Tienen un peso anunciado de 28 gramos y un precio de 89,00 €.