El kit desarrollado por dos ingenieros españoles puede ser instalado “en el 95 % de modelos de bicicletas del mercado”.

El conjunto de piezas que conforman el kit contiene un motor, batería, rueda y pantalla para controlar el sistema. Aseguran que “es compatible con el 95 % de los modelos del mercado” y que tu bicicleta convencional pasa a ser un medio de transporte motorizado. Por el momento, esta pequeña startup ha firmado un convenio con la cadena de tiendas In Bicycle We Trust y ya se puede adquirir el kit en sus establecimientos. Ebike75 costará “entre 750 y 900 euros“, un precio que puede parecer algo elevado a simple vista, pero hay que recordar que este kit es capaz de convertir casi cualquier bici en eléctrica. Es decir, el usuario ya no tendrá por qué limitarse a los modelos eléctricos del mercado.

Nuestra bici puede tener en un instante un motor y quitarlo con la misma facilidad. Aseguran que su montaje es simple y reversible. Los consumidores podrán adquirir el kit de forma on line, pero sus diseñadores recomiendan el montaje en una de las tiendas encargadas de su distribución. Además, el cliente también puede disponer de una aplicación para gestionar el sistema desde su smartphone y, en el futuro, conectar sensores, cadencia, etc. Javier Reguero y Bruno Fernández, los creadores de Ebike75, son los responsables de esta útil solución que pretende ofrecer una alternativa a la pesadilla diaria de los atascos en las ciudades.