El colombiano de 19 años, nuevo fichaje del Androni Giocattoli-Sidermec, dio un valor más alto que Froome en la prueba de consumo máximo de oxígeno, VO2Max.

Egan Bernal es una nueva promesa del ciclismo colombiano. El joven de 19 años, nacido en Zipaquirá, era un portento en el mountain bike. Fue subcampeón mundial juvenil XCO 2014 en Noruega y medalla de bronce de la misma disciplina en Andorra 2015. Ahora, Gianni Savio le ha firmado por cuatro años para el Androni Giocattoli-Sidermec, y ha trasladado su talento de la montaña a la carretera.

En declaraciones al diario Marca, el mánager del equipo italiano ha explicado cómo  fue el descubrimiento de este diamante en bruto. Lo detectaron en los círculos del mountain bike, su disciplina hasta hace un par de meses, y “lo llevamos a una competición júnior italiana, Il Piccolo Fiandre (El Pequeño Flandes), y ganó en solitario. Se fue en una subida, con un compañero, y nadie lo aguantó. He tenido corredores con mucho talento, luego unos han triunfado y otros no. Pero este chico es… Le firmamos un contrato de cuatro años la noche de esa victoria, un buen contrato en lo económico y con primas por objetivos”.

Sin embargo, aún no sabían la magnitud del potencial que tenían entre manos. Savio llevó a Egan al centro de estudios fisiológicos de Michele Bartoli en Milán. “Bartoli me dio las gracias por haberle llevado a Egan. Por allí han pasado muchos atletas, pero ninguno con los valores del colombiano, que dio un dato descomunal en la prueba de consumo máximo de oxígeno, VO2Max”.

Según palabras de Savio, el joven portento dio la escalofriante cifra, a los 19 años, de un consumo de oxígeno máximo de 88,8 mililitros por kilo de peso. Para poner esta cifra en perspectiva, el doble ganador del Tour de Francia Chris Froome, en los datos fisiológicos que hizo públicos para probar su honestidad y convencer a los incrédulos, dio un 88,2 en la misma prueba y, en 2007, con 22 años, dio un 84,6.

A partir de aquí, pueden hacerse comparaciones con grandes nombres no solo del ciclismo, sino del deporte en general que hacen más llamativo el caso de Bernal. Al nivel de Froome e Indurain (88), tiene cerca a monstruos de la resistencia como el ultrafondista Kilian Jornet (90) o el gran Greg LeMond (92,5). Se mire por donde se mire, estos nombres añaden peso a la cifra del colombiano.

“Y tiene buena cabeza. La idea es que progrese con un entrenador serio y conocedor del medio, como es Bartoli”. Gianni Savio quiere cuidar a Bernal. El deseo de la afortunada escuadra italiana que dispondrá de sus servicios en los próximos cuatro años es desarrollar todo el potencial visto en la montaña y en el papel.

Egan Bernal Androni Giocattoli-Sidermec

Egan Bernal, vestido con los colores del Androni Giocattoli-Sidermec, junto a Giovanni Savio.