En el camino hacia el Tour todo suma, y mientras casi ninguno de los que serán grandes favoritos en la mayor carrera por etapas del mundo han elegido Suiza para ponerse a punto, en la Route du Sud está tomando parte precisamente uno de los grandes nombres que todo el mundo espera ver luchando por el amarillo en París: Nairo Quintana. El colombiano del Movistar sólo competirá aquí antes de la gran cita.

Y lo más importante es que Nairo se ha tomado la carrera como un gran entrenamiento de calidad para rendir en condiciones cuando se vea de frente con Froome, Contador, Porte y el largo etcétera de estrellas que se van a juntar en Mont Saint Michel. Hoy, en la primera etapa de la carrera que ha ganado Bryan Coquard, Nairo se ha marcado una serie de calidad con una fuga que ha durado 150 kilómetros.

Aprovechando que el inicio de la etapa era quebrado, saltó del paquete principal con Quentin Jauregi (AG2R-La Mondiale) y protagonizaron la escapada larga del día en la que llegaron a tener 11 minutos de ventaja. Ahora es tercero de la general gracias a las bonificaciones que se reparten en los sprints especiales, donde acabó sacando varios segundos.

Desde Romandía

Y es normal que Nairo se tome la Route du Sud de esta manera, porque es el que menos competición acumula entre los principales favoritos al Tour. El colombiano no corre desde el pasado Tour de Romandía, que finalmente ganó. Hasta ahora en lo que se le ha visto de temporada, Nairo ha conseguido ganar Romandía y la Volta a base de ser regular, pero sin el brillo de otros años a la hora de atacar. Aunque el momento de la verdad sea en julio.

nairo-quintana-quentin-jauregui-route-sud-tourmalet

Lo que sí está claro que es que, esta temporada, Quintana se está preparando el Tour si cabe mucho más en serio que en ocasiones anteriores. Ha estado casi dos meses entrenando en altura en Colombia, en casa. Donde más le gusta y más cómodo se siente. También hizo lo mismo antes de la Volta a Catalunya, después de disputar el Tour de San Luis estuvo prácticamente dos meses en su tierra.

El sábado, Tourmalet

Tras el final llano de hoy, lo más interesante de la Route du Sud es la crono en doble sector de mañana y, sobre todo, la etapa de montaña del sábado. Cinco puertos de montaña, especialmente el mítico Tourmalet a mitad de recorrido. Un escenario pirenaico de lo más llamativo para Quintana, en una etapa de 185 kilómetros que terminará en el desconocido Val D’Azur tras la subida al Col de Couraduque.

Con la acumulación de desnivel y la longitud de la etapa, el trazado es sin duda más duro que el de las etapas de montaña presentadas por el Dauphiné, muy en la línea de los últimos años de ASO. Este será el escenario en el que Nairo se probará realmente antes del Tour. Sus rivales sí tendrán una nueva parada en los distintos Campeonatos Nacionales. Especialmente llamativo es el caso de Contador, que irá a Cocentaina para apurar el punto de forma y postularse para los juegos de Río.

En definitiva, los asaltos previos al Tour de Francia se van terminando y la gran cita asoma a la vuelta de la esquina. Nairo Quintana, el único de los aspirantes que todavía no había hecho ninguna competición previa, ya se encuentra también con un dorsal a la espalda. Y su rendimiento de hoy confirma que su asalto al amarillo va en serio.