Una vez acaba el Giro, las miradas dentro del ciclismo no están sólo en las carreras. Al menos hasta que llegue el Tour, cuando todo el mundo vuelve a estar pendiente únicamente de la carretera. Pero a medida que avanza la temporada, y llegadas estas alturas, comienza a moverse el mercado ciclista y ya se van conociendo nombres y posibles movimientos mucho antes de que el período de fichajes comience de manera oficial.

Porque hasta el día 1 de agosto no se abre realmente el mercado en este deporte. Obviamente, el World Tour es la categoría que ‘abre fuego’ también en materia de fichajes. Y ya hay varias estrellas que están en el centro de todos los movimientos. Empezando por el flamante bicampeón del Giro de Italia: Vincenzo Nibali.

Bahrein prepara el desembarco

El propio príncipe Nasser del Reino de Bahrein anunció recientemente que sus planes de sacar adelante un equipo propio del país pérsico y meterlo en el World Tour. Una máxima categoría que, por otra parte, también tiene de momento huecos libres con la marcha de IAM Cycling y la ‘espantá’ de Oleg Tinkov ya anunciada a principios de temporada –aunque todavía no es cien por cien seguro que la estructura no siga tras su marcha.

En cualquier caso, desde Bahrein están deseando que sea Nibali quien capitanee ese proyecto. Un corredor en edad de plenitud, con cuatro grandes vueltas y sobre todo con el carisma necesario para arrastrar gente. Para eso el príncipe de Bahrein –un enamorado de los deportes de fondo que hasta ha participado en más de un Iron Man- no piensa reparar en gastos. Sin embargo, desde Astana tampoco lo quieren dar todo ya por perdido. Nibali, en un principio, va a estar en el Tour para echar una mano a Aru –como Valverde con Nairo-, mientras se preparar para Río. Donde espera que el sardo se ponga el mono de trabajo para él. El propio Vinokourov ya dijo tras el Giro que esperaba que la victoria “sirviera a Nibali para quedarse con nosotros”.

mercado-ciclista-peter-sagan-alberto-contador-vincenzo-nibali-bahrein

Lo cierto es que el suntuoso proyecto pérsico va tomando cuerpo y desde el portal Cyclingnews se hace referencia a varias marcas que estarían luchando por ser el distribuidor oficial de bicicletas del equipo. Siempre según el portal australiano, parece ser que los canadienses Argon 18 son por ahora los mejor colocados para proveer a la escuadra. La firma americana podría dejar el equipo Bora –escuadra alemana de categoría Profesional- y entrar como patrocinador en el proyecto. Desde luego, saltar al WT y tener a Nibali no sería poca cosecha para la marca. Obviamente, Nibali se llevaría un buen círculo de confianza entre corredores y técnicos. Del núcleo italiano de Astana saldría más de uno, principalmente Agnolli.

Contador deshoja la margarita

Otro que también está en el centro de todos los rumores es Alberto Contador desde que, tras ganar la Vuelta al País Vasco, anunciara que finalmente no se retirará en octubre. El madrileño asegura que ya tiene ofertas sobre la mesa, aunque al igual que Nibali se ampara en la normativa de la UCI que impide hablar de estos asuntos antes del 1 de agosto para no desvelar nombre alguno. En cualquier caso, se le ha relacionado con varios equipos que también tienen vínculos con marcas de bicis.

El primero de ellos es el Trek-Segafredo. El conjunto americano, con la marca italiana de café subida al barco desde este invierno, esperaba poder convencer a Nibali. Si seguimos la lógica de lo que cuentan tanto Cyclingnews como La Gazzetta dello Sport, el destino del ‘Squalo’ estaría en Bahrein. Como Trek va a perder a Cancellara que se retira este año, se quedarían huérfanos de un líder fuerte que verdaderamente opte a ganar grandes vueltas. Ahí entraría en juego Contador, quien además tiene una buena imagen en Italia.

Sin embargo, no es el único equipo al que se le ha ligado. También ha salido el nombre de Lampre-Merida. Otro conjunto italiano y con marca de bicis como segundo patrocinador. La lógica sería más o menos la misma que en el caso de Trek. Pero, además, existe otra vía a la que Contador nunca ha renunciado, al menos en público. Y es la posibilidad de sacar un equipo propio. El propio madrileño reconocía que para eso “habría que actuar con rapidez”, y el gran problema es que difícilmente ese equipo suyo podría entrar directamente al World Tour. Le harían falta al menos 12 millones de euros que no es una cantidad sencilla de reunir.

Además, Contador pide un calendario competitivo, que traducido al lenguaje de los mortales significa que le dejen seguir peleando por el Tour mientras tenga gas. El propio corredor, preparando el terreno, ya comentó que sería “bastante difícil” que un equipo hiciese una inversión en él para firmarlo sólo por una temporada. Por tanto, su ‘no-retirada’ iría más allá del año que viene.

Sagan, ¿vestido de celeste?

mercado-ciclista-peter-sagan-alberto-contador-vincenzo-nibali-bahrein

La tercera pata del banco es Peter Sagan. El campeón del mundo eslovaco milita en el equipo Tinkoff, que dejará de ser equipo a finales de este año tras la marcha del excéntrico Oleg, aunque el manager Stefano Feltrin sigue intentando buscar apoyos. Así, según una información de La Gazzetta recogida por el diario Marca, Sagan pondría rumbo al Astana para el año que viene. Si esto fuese así –ambos periódicos lo dan por hecho- difícilmente podría el conjunto de Vinokourov retener a Nibali. La presencia de ambos junto a la de Aru sería económicamente inasumible para cualquier equipo.

Sagan, además, mantiene una sólida relación con Specialized. Al final esto también es un pulso de las marcas de bicis por ligar su imagen a la de los mejores corredores del pelotón. En cualquier caso, está claro que Sagan, por juventud, calidad, carisma y peculiaridad, asegura el retorno a casi cualquier patrocinador al que preste su imagen. Quedan todavía dos meses para que empiece el mercado de fichajes, pero sin duda todas las piezas se van moviendo ya entre bambalinas. Y este año se presumen movimientos de lo más interesantes.