El equipo kazajo queda temporalmente suspendido del Movimiento Por un Ciclismo Creible (MPCC) después de que Lars Boom tomase la salida en la primera etapa del Tour de Francia.

La participación de Boom, quien había dado un niveles anormalmente bajos de cortisol en un control realizado antes del inicio del Tour, contravenía el reglamento del MPCC al que pertenecía la formación kazaja. Aún así, el director deportivo del Astana, Alexandre Vinokourov, señaló que prefería saltarse estas normas (que no son de obligado cumplimiento) antes que dejar a su equipo con ocho ciclistas. Por este motivo el Astana solicitó la inscripción del italiano Alessandro Vanotti en sustitución de Boom, algo que en este caso no está permitido por la Unión Ciclista Internacional (quien verdaderamente impone las normas). Ante dicha situación, Vinokourov decidió romper con el MPCC y inscribir al corredor holandés. Hecho que a la postre ha conllevado la “suspensióndel Astana, que queda fuera de la organización.

Lars Boom tras el prólogo.

Lars Boom tras el prólogo.

En el comunicado de la MPCC se dice que: “A raíz de la decisión del Astana de permitir al ciclista Lars Boom tomar la salida del Tour de Francia, y por lo tanto de no respetar el artículo nueve del reglamento de la MPCC, el Consejo de Administración ha decidido por unanimidad tomar nota de esta decisión y suspender temporalmente al equipo Astana hasta la próxima reunión de la junta directiva, de acuerdo con sus estatutos. El personal médico del equipo ha informado que el bajo nivel de cortisol de Boom es la consecuencia de una larga y conocida aplicación de una terapia anti-asma y que no hay peligro para la salud del ciclista”. Cabe tener presente que este último plante ante el MPCC supone un golpe casi definitivo para la organización. Ahora mismo, menos de la mitad de los equipos del World Tour forman parte de dicha organización. Y es que el Astana no hace más que seguir los pasos de equipos como el LottoNL-Jumbo, Lampre-Merida y Bardiani CSF, que en los últimos meses también han decidido romper sus lazos con el movimiento. Aún así, hay que destacar que este nuevo episodio se suma a una larga lista de señales, sombras y dudas que no han dejado de recaer sobre Vinokourov y su equipo.

Alexandre Vinokourov

Alexandre Vinokourov