La bici se ha convertido en uno de los medios de transporte urbano que más ha crecido en los últimos años. Cómodo, económico, rápido y respetuoso con el medio ambiente, cumple a la perfección con el papel que se espera de cualquier vehículo en la actualidad. Sin embargo, hay que recordar que el ciclista es extremadamente frágil a la hora de desenvolverse dentro del intenso tráfico de la ciudad. Un dato que debería tener siempre presente el propio ciclista y que debería preocuparse de hacer saber al resto de los vecinos que le rodean en la carretera. Por este motivo, es realmente importante ser muy visible ante los demás cuando se circula en bici, sobre todo de noche. El uso de luces y colores reflectantes mejora nuestra visibilidad y de esta manera podemos advertir nuestra presencia y fragilidad.

Para intentar dar máxima visibilidad al ciclista y solventar este problema, Volvo ha creado un spray denominado Life Paint, que es capaz de hacerte brillar en condiciones de poca luminosidad. Invisible durante el día, hace que el ciclista y su bici se iluminen durante la noche después de que se haya aplicado el spray sobre las zonas que se quieran hacer reflejar –ropa, casco y bici incluidos–. La duración de sus efectos es de 10 días y se lava rápidamente con agua. A día de hoy solo se vende en seis tiendas de la ciudad de Londres, pero se espera que, si el proyecto funciona, se expanda su comercialización. Si quieres saber cómo funciona, ahí va su vídeo promocional.