Fotos: Sebas Romero

El principio de las cargas progresivas se aplica desde hace tiempo para alejar las lesiones deportivas; el inicio de temporada es el momento ideal para aplicarlo.

El otro día me encontré con un amigo de colegio. Estaba muy pasado de peso. Iba al médico porque no paraba de roncar por las noches y no sabía que hacer. Entre café y tostada le comenté que en la mayoría de los casos, cuando se tiene sobrepeso y se quiere dejar de roncar es suficiente con perder unos kilos. Muchos de los clientes a los que he entrenado y han conseguido bajar de peso, además de encontrarse mejor, descubrieron que enseguida dejaban de roncar.

El ciclo de las contracturas

Mi amigo me comentó que se apuntaba al gimnasio tres o cuatro veces al año. Iba el primer día y hacía una rueda de ejercicios en máquinas. Ese día ya comenzaba a tener agujetas. El segundo día volvía pero le dolían mucho los músculos (a causa de las agujetas del primer día), pero volvía a entrenar. El tercer día estaba todo contracturado y se quedaba en casa. Todos los grupos musculares que había entrenado estaban con contracturas y le era imposible hacer ningún movimiento ni coger ningún peso. Luego estaba tres semanas a base de ibuprofenos y anti-inflamatorios y a la cuarta semana volvía a apuntarse al gimnasio. Comenzaba de la misma manera el primer día, el segundo día forzaba y el tercer día iba al médico a que le recetara los antiinflamatorios. Ese era el motivo de por qué se estaba poniendo gordo. No era capaz de tener una continuidad.

El caso de los ciclistas

Esto mismo le pasa a muchos ciclistas, runners y deportistas de todo tipo. Los ciclistas, por ejemplo, no hacen una buena base o hacen la base muchas veces persiguiendo al grupo a un ritmo que seguramente no sea el suyo. Cuando comienzan las batallas de verdad, allá por el mes de marzo, los músculos se agarrotan, los gemelos se ponen muy duros y se contraen con calambres o rampas, el soleo se contractura… A los runners tres cuarto de lo mismo. No hacen una pretemporada en gimnasio, con lo que no tienen fuerza suficiente para aguantar cargas elevadas de entrenamiento, o no se crean una buena base aeróbica, y esto les lleva a que se contracturen y caigan lesionados con los soleos, la cintilla iliotibial…
Si los ciclistas y runners hicieran como mi amigo, que cuando se llena el hombre de contracturas se queda tres semanas en casa hasta que está totalmente recuperado; entonces sería fantástico, conseguirían recuperarse del todo. Pero ya sabemos que los deportistas aficionados no entendemos muy bien eso de dejar de entrenar. Cuando estamos lesionados seguimos y seguimos y seguimos hasta que ya es imposible entrenar. Cuando decidimos parar el entrenamiento es porque la lesión es muy importante. Me vino muy bien hablar con mi amigo. Le expliqué varios trucos para que ese tipo de contracturas no las vuelva a tener nunca más. A día de hoy, lleva tres meses seguidos yendo al gimnasio, y de momento, ninguna contractura ni ningún tirón.

Cargas progresivas

El consejo está basado en el principio de cargas progresivas. Puede ser un poco simple, pero es lo más eficaz que conozco para que los músculos no se contracturen. Un músculo se contractura porque no está bien regado de sangre, no tiene suficientes capilares alrededor que le lleven sangre con nutrientes, y porque el trabajo realizado, el entrenamiento o la carga aplicada ha sido superior a la que el músculos está acostumbrada a soportar. Basados en este principio: ¿Te has fijado en las venas que tienen los deportistas profesionales? Los ciclistas y runners en las piernas o los culturistas en los brazos. Eso está indicando que ese músculo se usa mucho y para que pueda trabajar correctamente, el organismo ha creado una red importante de venas y capilares que llevan sangre con alimento a cada músculo que entrena con continuidad. De esta manera, es muy difícil que un deportista bien entrenado tenga un calambre, una rampa o una contractura.

¿Y cómo hacemos eso? ¿Cómo creamos esa red de capilares para no tener contracturas ni calambres o rampas? En la siguiente página os contaré cómo…↓