Hoy hablamos con Antonio Pedrero, neoprofesional con el equipo español Movistar Team para la temporada 2016.

Tras un inicio complicado, en el que ha tenido que adaptarse al ritmo de los profesionales, parece que las cosas empiezan a salir para el ciclista de Tarrasa. A sus 24 años da el salto definitivo hacia el máximo nivel competitivo del ciclismo de la mano de uno de los mejores equipos del mundo. Previamente, Pedrero ya había demostrado su calidad en categoría amateur, donde había brillado con luz propia, tanto en Seguros Bilbao como en  Lizarte.

La prueba de fuego definitiva, y la que acabó de convencer a Unzúe de su fichaje, fue la fantástica actuación de Antonio en el Tour Cycliste International de la Guadeloupe, carrera en la que se estrenaba en el ámbito profesional. Bajo la formación del equipo dominicano Inteja-MMR logró alzarse con la última etapa de la carrera, así como con la tercera posición en la clasificación general final.

Este año llega la oportunidad de su vida y aprovechamos para hablar cinco minutos con el para que nos explique cómo esta siendo el inicio de este sueño…

¿Qué se siente al pasar del ciclismo de aficionados a enfundarse el maillot de uno de los mejores equipos del mundo?

Es mucho cambio de golpe y la verdad que no te lo esperas, pero mas o menos ya me lo voy creyendo.

¿Un sueño hecho realidad?

Sí, son muchos años con la bici y ahora puedo dedicarme a ello completamente.

¿Cómo te has notado en estos primeros días de competición?

Cuesta un poco de momento, no sabría qué decir. He sufrido bastante con el ritmo que se lleva, pero cada vez va mejor. Ahora tengo muchas ganas de seguir corriendo e ir mejorando. Cada vez me noto mejor en los entrenamientos, solo falta empezar con el calendario y situarme.

Después de Gante, ¿cuál será tu calendario?

No es seguro, pero seguramente haga Indurain y Rioja después.

¿Cómo te definirías como corredor?

Siempre me he sentido más cómodo en las subidas, sobre todo en días de puertos largos, por lo menos en la categoría amateur. En profesionales ya es otra cosa, son puertos de verdad…

¿Cómo está siendo tu adaptación al equipo junto a corredores que hace nada eran tus ídolos?

Creo que va bien la cosa, son gente muy cercana y, al ser un equipo español, también se hace mas fácil.

¿Alguna vez habías intentado conseguir los guantes de Alejandro Valverde cuando eras niño?

Nunca me encontré con Valverde de niño, al menos que yo lo recuerde. Pero a otros ciclistas del pelotón claro que les había pedido.

¿Qué futuro le auguras al ciclismo español? ¿Tu generación seguirá dándonos tantas alegrías como hasta ahora?

Da la sensación de que la cosa no está como hace unos años, cuando parecía que no hubiera nadie. Ahora se está demostrando que no es así, y que los que vienen con unos años menos siguen a ese nivel. Tampoco podemos saber adónde acabará llegando cada uno.

¿Un objetivo ambicioso para este 2016?

Poder estar disputando cualquier carrera creo que sería un logro este año.