La salida de la Vuelta a España 2015 estaba a unos metros de la cantera en la cual se celebra el festival de música Starlite, un evento opulento en el cual artistas de altísimo caché, tan variopintos como Julio Iglesias, Andrea Boccelli, los Village People o Melendi, se exhiben ante un público selecto por el precio de las entradas, que varían desde los 179€ hasta los 1300€.

Igual de extraño, o incómodo, se sentía el ambiente en los prolegómenos de la crono por equipos de Marbella. La tensión habitual en este tipo de citas se contrarrestaba con una especie de relajación, quizá sensación de irrelevancia, imbuido en equipos como Europcar que dejaron patente su desinterés por la cita paseándose por su polémico recorrido. Antes, comentarios de todo tipo: desde la ira de Nairo Quintana, “es un poco vergonzoso, una falta de respeto contra los ciclistas ver este tipo de recorridos”, hasta la insidia de quienes veían en la polémica un intento de los árbitros y las asociaciones profesionales que orbitan en torno al pelotón por justificar su sueldo. Se respiraba, en definitiva, una mezcla de sentimientos encontrados que la mayoría de interesados querían dejar atrás cuanto antes.

Las declaraciones de Quintana y los tuits de Froome no encontraron eco en sus colegas una vez disputada la crono. Apenas algunos jóvenes como Simon Pellaud, suizo de IAM que debuta en una gran vuelta con la cara partida por una caída en las inmediaciones de su hotel tras chocar con un coche, se quejaban, “menuda locura”. Los veteranos, como Johan Vansummeren (Ag2r), eran más comedidos: “Me ha gustado, aunque entiendo que a la gente no. Estoy seguro de que había carreteras mejores en Marbella”.

La mayoría de voces eran clementes y, como Samuel Sánchez (BMC), apuntaban que el recorrido era “perfecto para una crono individual”. Mike Teunissen, prometedor neerlandés de LottoNL-Jumbo, señalaba que “no era posible ir máxima velocidad con todo el equipo en un recorrido tan estrecho. Fue cuestión de dejar atrás un par de corredores e ir con un bloque más pequeño, como nosotros hicimos. Todos los recorridos son peligrosos: sólo debes adaptar tu velocidad al peligro”. “No estaba tan mal, después de todo”, zanjaba Mitchell Docker, gregario ‘aussie’ de Orica-GreenEdge. “Era peligroso, sí, pero hay que ponerse en el lugar de unos organizadores a los que se pide que suban el listón del espectáculo cada año”.

“Tiene que haber quedado fenomenal en televisión. Le debíamos al público un espectáculo como este”, dijo en meta el irlandés Dan Martin (Cannondale). Lo cierto es que no fue así. La actitud de aquellas escuadras que optaron por no jugársela un solo milímetro, la dejación de aquellos ciclistas que prefirieron no ponerse en riesgo, dejo una pobre impresión. Un aficionado me escribe: “Qué vergüenza. He apagado la tele mosqueado. Como telespectador y amante de este deporte ha sido una tomadura de pelo. Ver a equipos completos poco motivados y cubriendo expediente no es espectáculo”. El mejor diagnóstico lo dejó Dani Navarro, uno que busca cambiar el signo de su temporada en esta carrera para ganarse una renovación mejor: “Como siempre, la Vuelta ha buscado innovar; esta vez no le ha salido del todo bien”.

En el plano estrictamente competitivo, la victoria ha sido para BMC, el mejor equipo del mundo en las cronos colectivas, que cedió el primer liderato de la carrera a Peter Velits, antiguo aspirante a todo en grandes vueltas a quien los problemas físicos han convertido en un buen gregario. Dado que la ventaja obtenida hoy no suma, tendrá difícil conservar hoy el maillot rojo en el Caminito del Rey, subida insidiosa en la que 3 kilómetros con una pendiente media cercana al 10% darán la alternativa a ‘uphill finishers’ como Alejandro Valverde, Purito Rodríguez o Dani Moreno. Aunque, eso sí, el KOM de la subida en Strava fue marcado por el estadounidense Joe Dombrowski (Cannondale) hace un par de días…

La Vuelta a España es retransmitida en directo por TVE, Teledeporte y Eurosport, que conectan cada día en torno a las 16:00. Podéis encontrar un análisis del recorrido aquí y los resultados en ProCyclingStats. El hashtag en Twitter es #LV2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Vuelta.