En la pasada Vuelta a España, al término de la primera semana de carrera aproximadamente, le preguntaron a Alberto Contador cómo iba su estado de forma a tenor de lesión en la rodilla que arrastraba desde su caída y abandono en el Tour. Contador contestó, más o menos, que iba un poco justo pero que había podido sobrellevar esos primeros días de competición “tirando de clase”. Ya sabemos cómo terminó la carrera, Contador venció sin mucha oposición por parte de unos rivales a los que pudo derrotar con cierta solvencia en los repetidos finales en alto hasta llegar al final.

Me quedé con la frase de Contador: “tirar de clase”. ¿Es posible? ¿Puede ser que en el ciclismo, un deporte basado fundamentalmente en el fondo físico, se pueda apelar a la clase para mantenerse en la lucha? ¿Cómo se puede concretar eso? ¿Con qué clase o habilidad puede contar un buen ciclista en baja forma para contrarrestar la marcha cuartelera de alguno de sus rivales, por ejemplo, en un duro puerto de montaña? Entiendo bien el concepto “clase” en otros deportes (fútbol, baloncesto, tenis…). Lo veo como una habilidad innata que, precisamente, compensa el posible estado de baja forma del deportista. Evidentemente, para rendir al máximo hay que estar a tope en lo físico y en lo técnico (y en otros muchos aspectos), pero seguro que encontraremos muchos ejemplos de grandes futbolistas o jugadores de baloncesto que, a pesar de jugar andando, han realizado grandes partidos e incluso puede que hayan decidido títulos… La pregunta es: ¿Es esto posible en el ciclismo? ¿Se puede ganar un Tour, una Vuelta o una gran clásica tirando de clase?

Para contestar a esto quizás habría que discernir antes qué entendemos por “clase”. Es un término ambiguo por definición, pero yo lo veo así: una primera definición tendría que ver con la habilidad, la técnica, la precisión y creo que se podría aplicar a disciplinas ciclistas como el ciclocross, la pista, el bmx, el bike trial, el descenso… Basta como ejemplo el mtb que podemos practicar cualquiera de nosotros. Cuesta arriba suelen mandar las piernas, la forma física; pero ¿cuántas veces nos hemos visto superados por auténticos “piltrafillas”, con auténticos hierros, a la hora de enfrentarnos a una trialera complicada? Para mí, eso es “clase”, porque puede desligarse con bastante tino del estado de forma de cada uno y te ayuda a rendir más, a ir más rápido.

Un segundo concepto sería el que vincula la clase a la estética del ciclista al rodar sobre la bici. Aquí entramos en un plano completamente subjetivo, aunque está claro no es lo mismo recordar la estampa de Indurain o Wiggins sobre la bici de crono, que la de Michael Rasmussen o el propio Froome. Aún así, aquí no vemos la vinculación entre tener clase (esto es, una buena fotogenia) con el buen rendimiento: hay ciclistas que dan verdadera pena sobre la bici y andan como un tiro, del mismo modo que hay atletas que corren con una técnica espantosa y tienen muy buenas marcas.

Por tanto, me vale más la primera acepción del concepto clase, la que se refiere a la habilidad o técnica. Y aquí, sinceramente, tengo que decir que no veo a qué “clase” se puede apelar para compensar la falta de fondo físico. Si no tienes piernas para rodar con los mejores, creo que es imposible subsanar eso en términos de habilidad o técnica. Quizás lo podría hacer un esprinter, si sus compañeros lo cuidan bien y lo saben llevar en volandas y el recorrido es propicio para ello, pero un corredor que se enfrenta con los mejores de la carrera en un puerto duro, o tiene piernas y buena mentalización o no creo que pueda aguantar.

Por eso, soy de los que creen que elogios como “qué clase tiene este ciclista” o la propia frase de Contador “he tirado de clase” son frases que carecen de sentido. La clase, entendida como habilidad relevante para el rendimiento, no existe en el ciclista. El ciclista de fondo es, por definición, corazón, pulmones y mentalidad. Y más en los últimos años en los que su rendimiento es totalmente medible en watios: si no alcanzas los watios necesarios, ya puedes tirar de clase ya, que los de delante se te irán sin remedio.

¡Feliz pedalada!

  • BinomioKarmesi

    Hola,

    Tal vez cuando Contador hablaba de “tirar de clase” se refería a tirar mano de la experiencia y capacidad de sufrimiento para aguantar ese ritmo cuartelero a base de “zorrear”, a base de aprovechar una mejor colocación en el pelotón, de aprovechar el rebufo de otros, de aguantar mentalmente la tensión o el estrés de verse en peor estado físico que sus oponentes,… a base de actuar, en definitiva, astutamente como un zorro.

    Pero ya digo que esto es una interpretación mía del término “clase”.

    Un saludo.

  • Suárez

    Hola,

    bien visto! En efecto, se puede hablar también de “clase” en ese sentido: experiencia, colocación, táctica en definitiva…

    gracias por comentar!

    David Suárez

  • lalarri

    La lógica de tu planteamiento lleva a concluir que quien entrene tantas horas como un ganador de Tour con sus pautas y entrenador debe rendir como él y ganarlo si tiene sus mismo físico. Así, clase es igual a físico. Según eso, no deberían darse diferencias entre ciclistas que entrenan igual; pero las hay y grandes. ¿Por qué entre dos ciclistas de igual físico y que entrenan igual uno sube más, otro rueda mejor y un tercero no anda?, ¿por que uno no recupera y el otro vuelve a ir como un tiro?, o ¿por qué?? Así, el campeón mundial del maratón sería el que entrene más horas y arrastre menos peso. Diría yo que la clase es otra cosa, algo más profundo, un compendio de condiciones personales (¿cuáles?) que distinguen al crack del trotón, del tuercebotas, del romperraquetas; es algo mucho más complejo de definir (o precisar en un artículo y desde luego para mí). Desde luego ya pueden tener clase, o sea, habilidades, un futbolista o un tenista, etc., que tras una buena temporada parado y treinta kilos de más no sería capaz de pisar el área, entrar a un remante de cabeza o recorrer la pista en la máxima categoría con la velocidad, la precisión y una competitividad mínimas ante un rival. Contador empezó a menos nivel, progresó más y más rápido, asimiló mejor el esfuerzo y ganó. Otro con menos clase no podría. Tu pregunta es pertinente pero requiere otras aportaciones de estudiosos del asunto.

  • solrac123

    Hola,estoy de acuerdo con BinomioKarmesi, quizás la clase sea eso , la facilidad de pedaleo , el minimo esfuerzo para el máximo rendimiento , aparte de la genetica y la mentalidad .
    Por eso quizás sea dificil encontrar a ningún superclase fuera de los primeros lugares de una competición ciclista , la forma fisica influye para ganar , pero quizás no para disputar. Siempre durante los años permanecen en la memoria del público , Merckx ,Indurain, Bugno,Pantani ,etc,,,

  • Eva_ps

    Yo entiendo por “clase” las condiciones físicas que vienen “de serie”. Es decir, las pulsaciones en reposo, que aunque bajen con el entrenamiento cada persona tiene un límite, el metabolismo de las grasas, más eficiente en unos que en otro, la capacidad pulmonar, la estructura celular, etc… (seguro que algún fisio o médico sabe de esto mucho más que yo).
    Los “pro” suelen notar la clase cuando salen a entrenar en grupo: hacen todos lo mismo y en cambio los “superclases” siempre andan más ¿por qué? Yo creo que es simple y llanamente genética.

  • Suárez

    Hola Lalarri,
    Lo que tú comentas es llevar mi argumento a un extremo exagerado. Es difícil que haya dos deportistas iguales, del mismo modo que no hay dos cuerpos iguales. Aunque sí que es cierto que, en deportes de granfondo (como el ciclismo) es relativamente más fácil igualar a dos ciclistas buenos o con similares aptitudes. Por no hablar de las sorprendentes transformaciones de un mismo ciclista de pistard a campeón del Tour o de corredor mediano a gran campeón de clásicas y vueltas por etapas. De hecho, y esto es sólo un apunte sin ninguna mala intención, opino que esta “falta de técnica” hace más susceptible al dopaje, porque la mejora es obvia, “de motor”. En cambio, un jugador de baloncesto dopado, mejoraría su capacidad física, pero eso no supondria una mejora directa en su juego (de hecho, he conocido muy buenos atletas que eran muy malos jugando a este deporte).

    En fin, con esto no quiero abrir ninguna polémica que quede claro.

    gracias a todos por comentar!

    David S.

  • aranda

    yo como clase entiendo la actitud del deportista frente a sus rivales y con sus compañeros de equipo,un ejemplo es Indurain,que dejaba ganar al compañero de fuga(con la excepción de Chiapucci) y era respetado en el pelotón,todo lo contrario de Amstrong que se hablaba de la “clase” que tenia hasta que se comporto como un cerdo con Contador,Alberto gano la vuelta porque asimilo mejor su entreno y compitió mejor que sus rivales.

  • Suárez

    Hola aranda,
    esto que comentas parece que tiene que ver más con la educación o ‘fair play’ de cada ciclista, con su forma de comportarse respecto a los compañeros y demás. Mi reflexión iba más sobre las cualidad y aptitudes físicas del ciclista, independientemente de si era mejor o peor en su relación con los demás dentro del pelotón.

    Gracias por comentar!