Fabric brinda la oportunidad al consumidor de probar cualquiera de sus sillines durante 60 días y, si no queda satisfecho, cambiarlo por otro modelo.

La firma de componentes perteneciente al grupo Cycling Sports Group pone en marcha lo que ellos denominan “garantía de ajuste perfecto de 60 días” para toda su gama de sillines. Esta acción consiste en establecer un plazo de dos meses de prueba desde el momento de la compra de cualquiera de sus sillines. En este periodo de tiempo, el ciclista puede devolver el sillín si considera que no se ajusta a sus necesidades o expectativas y, en ese caso, cambiarlo por otro modelo de la gama Fabric.

Este programa estará disponible a partir del 2 de enero de 2016 y su objetivo es asegurar el ajuste perfecto del sillín con el usuario. Por eso Fabric alienta a los consumidores a comprar cualquiera de sus sillines y probarlo al máximo durante los dos meses de margen. Si en este período de tiempo no han quedado plenamente satisfechos con el producto, podrán devolverlo en el mismo establecimiento donde lo compraron presentando el comprobante de compra y cambiarlo por cualquier otro. Si el precio del nuevo sillín es superior que el del primero, el consumidor tendrá que abonar la diferencia y, si por el contrario cuesta menos, se le abonará la diferencia.

Consulta aquí toda la gama de sillines Fabric.