Las clásicas de pavé son el reino de lo que algunos llaman mala suerte, de esas cadenas de sucesos impredecibles, difíciles de controlar, que terminan siendo fatales. En esta primavera las caídas se han cobrado a Fabian Cancellara y Tom Boonen, los dos grandes dominadores de la última década, que se lamen las heridas y piensan ya en el adoquín de Richmond.

Sep Vanmarcke (1988, Courtrai – Bélgica) no ha besado el suelo aún, al menos no tan significativamente como sus rivales, pero teme como el que más. “Yo sólo quiero estar sobre la bicicleta toda la jornada y evitar la mala suerte”, repite como un mantra en cada entrevista que concede. El ciclista de Lotto-Jumbo partía como tercero en discordia en esta campaña de clásicas; las eliminaciones de ‘Espartaco’ y ‘Tommeke’ le han dejado como favorito número uno. La presión a la que le somete su equipo, que entrado abril no ha celebrado ninguna victoria esta temporada, es acompañada ahora por la de prensa y afición belga. Su actuación en Gante-Wevelgem, en la cual terminó 6º y vacío, fue duramente criticada por el diario flamenco Het Nieuwsblad: “Sobre el pavé, corre con más corazón que cabeza”.

El belga responde: “Las ganas de atacar son difíciles de ignorar”. Y sólo pide un poco de suerte tras un inicio de temporada desigual y complejo. Fue 5º en Omloop Het Nieuwsblad y 4º en la Strade Bianche, perjudicado en ambas por pinchazos que le apearon del grupo de favoritos que se jugaron la victoria; pasó una Tirreno-Adriático incómoda que le hizo renunciar a Milán – San Remo; en E3 Harelbeke volvió a rubricar un buen resultado (5º) pese a unos problemas con las zapatillas que le impidieron disputar el final en plenitud…

En el Tour de Flandes que se disputa hoy, Vanmarcke es el hombre a seguir: el local, el que entrena cada semana por los muros y se sabe “de memoria” cada adoquín. La cabeza visible en una pléyade de favoritos coral en la cual también figuran Geraint Thomas (Sky), un Alexandre Kristoff (Katusha) que epató durante la semana con tres etapas y la general de los Tres Días de la Panne, el convulso Peter Sagan (Tinkoff-Saxo), el mermado Greg van Avermaet (BMC) y su gregario Daniel Oss, el aventurero Jurgen Roelandts y el rápido Jens Debusschere (Lotto Soudal), el doble ganador de otrora Stijn Devolder (Trek), la dupla de Etixx conformada por Zdenek Stybar y Niki Terpstra, secundada por Stijn Vandenbergh y Guillaume van Keirsbulck. Y, dado que el quid de la cuestión es leer la carrera, tiene una gran opción Luca Paolini (Katusha), un experto en revelar intríngulis tácticos como el de las pasadas finales por Viejo Kwaremont y Paterberg.

El Tour de Flandes será retransmitido por Eurosport (desde las 12:30) y autonómicas como ETB ó Esports3. Terminará en torno a las 17:00. Puede ser seguida en Twitter a través del hashtag #RVV.