Fue en 2009, vestida de rojo con dos líneas horizontales blancas en el pecho, que Linda Villumsen subió por primera vez al podio de los Mundiales CRI. En 2010 volvió a hacerlo, pero ya vestía de negro kiwi con detalles blancos: ya no era danesa, sino neozelandesa. “Mi vida está allí y no aquí”, explicaba en la vigilia de los siguientes Mundiales, en Copenhague. “Espero que el público no me abuchee”. No sucedió y ella se colgó la plata. Después vinieron otros dos metales, pero nunca el oro. Esa deuda del ciclismo con Villumsen estuvo pendiente de saldo hasta que ayer, en Richmond, sus características de rodadora pura hallaron el arcoíris.

Entre Villumsen, la neerlandesa y mejor ciclista de la temporada según CQ Anna Van der Breggen, la campeona saliente Lisa Brennauer y la australiana Katrin Garfoot coparon las primeras plazas, repartiéndose las medallas en un margen de diez segundos para frustración de Garfoot y las representantes locales. Quedaron a la orilla de los premios Evelyn Stevens, antigua ‘trader’ metida a la bicicleta, y Kristin Armstrong, una veteranísima que comparte con Lance el apellido y un espíritu competitivo casi caníbal, que después de dos años retirada del máximo nivel volvió a la actividad esta primavera con el único objetivo que tocar metal en esta prueba.

No fue la única frustración americana de la jornada. En la crono juvenil masculina, los dos grandes favoritos a la victoria, Adrien Costa y Brandon McNulty, dechados de virtudes, no pudieron repetir el doblete que ya habían rubricado en la Carrera de la Paz y el Tour e l’Abitibi Desjardins, dos de las principales rondas por etapas de la categoría. Plata y bronce fue su balance: el oro se lo quedó un alemán, Leo Appelt, ocho veces campeón de su país en carretera, pista y ciclocross, que une este maillot arcoíris al que ya tiene en su armario por su triunfo en la persecución individual de los recientes Mundiales de Pista de Astana. El tiempo de Appelt fue extraordinario y le hubiera valido para ser cuarto en la prueba sub23 del lunes.

Siguiendo con frustraciones, hallamos la del ciclismo femenino hacia la UCI, que publicó un comunicado en torno a la Reforma de la primera división del ciclismo masculino profesional a la vez que Villumsen cruzaba la meta. La urgencia es comprensible si conferimos validez a los rumores que indican que desde Francia están intentando mover la silla del presidente de la UCI, Brian Cookson, a cuenta de dicha Reforma y de su discordancia con los criterios inmovilistas de ASO. Necesitaban enviar este comunicado tan pronto como estuvieran certificadas las reuniones del Consejo Ciclista Profesional y el Comité Directivo con objeto de restar fuerza a cualquier intento de golpe que se estuviera gestando. Por qué no esperar media hora más y no restar importancia a la contrarreloj femenina es una pregunta de respuesta triste e insondable: a la cúpula deportiva de la UCI le interesa más su poder que el ciclismo.

Menos frustrados acabaron los representantes españoles en las carreras de ayer. Sheyla Gutiérrez terminó quinta por la cola en la crono femenina, afectada por un pinchazo, pero feliz porque se había visto “con fuerzas”: para ella la crono era un trámite previo a su gran objetivo, la prueba en línea del sábado. Horas antes, Pablo Alonso realizó un meritorio esfuerzo para ser 23º de la manga juvenil, en la mitad alta de la clasificación y, por fin, fuera de esos diez últimos puestos a los que estaban abonados los españoles hasta ahora.

Colocarse en la mitad alta de la clasificación debería ser pan comido hoy para Jonathan Castroviejo y Luis León Sánchez, españoles que actuarán hoy en la contrarreloj masculina absoluta con un top10 en su punto de mira. Los grandes favoritos al triunfo son Tony Martin, que lleva ya diez días recorriendo del derecho y del revés el trazado mundialista, 53 kilómetros entre un parque de atracciones y el centro de Richmond, llanos y con amplias carreteras salvo un tramo de bosque; y Rohan Dennis, que discretamente ha llegado en plena forma a este momento de la temporada. El bronce está más abierto, con el protagonista de la Vuelta, Tom Dumoulin, como principal candidato pese a un forúnculo que le está trayendo por la calle de la amargura en las últimas horas.

Los Campeonatos del Mundo de Richmond son retransmitidos en directo por Teledeporte, Eurosport y el canal oficial de la UCI en Youtube. Podéis encontrar el recorrido en su web oficial, la participación de las distintas pruebas en la web de la UCI y los resultados en directo en Tissot Timing. El hashtag en Twitter es #Richmond2015.