El proyecto Revolt es una nueva concept-bike, diseñada por Fábio Martins, que nace con la premisa de la integración total de elementos en una bici con un diseño futurista pensada para el uso urbano y deportivo. El cuadro de carbono, así como el sillín y manillar, también completamente fabricados en este material, es muy ligero, ultraaerodinámico y estéticamente intimidante.

El monitor incorporado facilita la navegación, el uso de un pulsómetro y demás elementos de control y análisis de los parámetros del ciclista y las estadísticas e información de ruta. Además, también equipa una iluminación integrada que crea un potente halo de luz frontal para permitir su uso durante la noche.