Todo parece indicar que finalmente el Giro de Italia del centenario no saldrá desde Japón, al menos durante el año 2017. Fuentes de RCS Sport, empresa organizadora de la carrera, niegan su viabilidad a tan corto plazo. No cierran la puerta en un futuro.

Esta semana se había especulado con un principio de acuerdo entre RCS Sport y Shizouka (Japón) para que a finales de este año se pudiese anunciar la salida del Giro 2017 desde la tierra del Sol Naciente. Según informa la publicación inglesa Cycling Weekly, el director del área de ciclismo en RCS Sport, Mauro Vegni, califica de “imposible” el hecho de que el Giro de Italia 2017 pueda salir desde la ciudad japonesa.

La aventura asiática, que hubiese supuesto un antes y un después en el concepto de Grandes Vueltas , tendrá que esperar. Sí es cierto que no cierran la puerta a la posibilidad de sacar algún día el Giro fuera del continente europeo, pero reconocen las dificultades que eso entraña.

“Algo así no se puede hacer para el próximo año, se necesita tiempo y acuerdos con los equipos y la UCI”. Vegni añade además: “Se tratará de la edición del centenario del Giro” y le gustaría que al menos en esta ocasión la carrera se quede en Italia.

Hay que tener en cuenta todo lo que realmente supone sacar una infraestructura de estas dimensiones a pasear por el globo. Si pensamos en el tiempo y dinero que se necesita para esta aventura, las cifras marean. Y es que, por ejemplo, los ciclistas y el resto de las personas que acompañan la carrera tendrían que hacer un vuelo de 22 horas, a las que hay que añadir unas 8 de jet lag.

Si tenemos en cuenta que sacar el Giro a Holanda, como en esta edición a Apeldoorn, ya supone un día más de descanso, una visita a Japón necesitaría de “al menos dos”.

Según Sport/Voetbalmagazine, la aventura nipona costaría unos 35 millones de euros. RCS Sports pondría 15 millones y la otra parte vendría respaldada por Asatsu-DK, una de las mayores compañías publicitarias del Japón. Los 22 equipos recibirían medio millón de euros para los gastos.

Aun así se reconocen enlaces con el país asiático. Pero no solo con ellos, Vegni dice tener “propuestas de todo. América, el Medio Oriente… Todo se reduce a una gran cantidad de planificación y tiempo. El año 2017 es demasiado pronto para hacer algo así”. De esta forma deja la puerta abierta a que algún día podamos ver el inicio del Giro en otro continente.

Llegados a este punto, tú qué opinas sobre el tema