Terrible episodio en el que seis corredores del Giant-Alpecin fueron arrollados por un coche durante un entrenamiento en el stage de pretemporada en Calpe.

Seis ciclistas del equipo germano Giant-Alpecin resultaron atropellados por un vehículo mientras entrenaban en el interior de la Marina Alta, en la carretera CV-720, a la altura del municipio de Benigembla (Alicante), una zona montañosa caracterizada por sus curvas y escasa amplitud.

El accidente fue registrado poco antes de las 15.00 horas, cuando los miembros del Giant-Alpecin, que se encuentran realizando un stage invernal en la Comunitat Valenciana, estaban entrenando en la vía ya mencionada y, por razones que aún se están investigando, un vehículo conducido por una mujer inglesa invadió el carril contrario y chocó frontalmente contra el grupo.

El diario bretón Le Telegramme contactó con el representante y tío de Warren Barguil, quien explicó: “Salieron de una curva en descenso y se toparon de frente con el coche. El choque fue muy violento”.

Hubo dos heridos graves: John Degenkolb, con el dedo índice de la mano izquierda prácticamente cercenado y un corte en la parte superior de la pierna que requirieron cirugía; y Chad Haga, que tuvo que ser evacuado en helicóptero y operado de distintas lesiones en cuello y barbilla, además de una fractura en la órbita ocular que deberá ser tratada en un futuro próximo. El resto de los involucrados fueron Warren Barguil, con fractura de escafoides; Max Walscheid, con fractura en la mano y la tibia, y Fredrik Ludvigsson y Ramon Sinkeldam, con heridas y contusiones en todo el cuerpo. Tom Dumoulin y Roy Curvers, que también estaban en el grupo, se libraron del choque.

“Todo el mundo está en shock en el equipo ahora mismo, y hay algunas cuestiones de gran importancia que tenemos que tratar, pero también sabemos que hemos tenido algo de suerte de nuestro lado”, dijo por su parte Anko Boelens, médico del equipo.