El pasado martes, los rumores se convirtieron en noticia y se anunció un intento sorpresa de asalto al récord de la hora. El sueco Gustav Erik Larsson tomará la alternativa hoy a las 15:30 en Manchester (16:30 hora española), en el marco del evento final de la liga de pista Revolution Series, impulsado por la bicicletera Ridley y la marca de componentes Ceramic Speed. El registro a batir son los 52,491 kilómetros que marcó el 9 de febrero Rohan Dennis; las condiciones, un velódromo rápido de 250 metros de cuerda y con una presión teóricamente algo más elevada de lo normal que dificultará el esfuerzo.

El aspirante a recordman es un representante de la clase media del pelotón mundial. Inició su carrera deportiva con Fassa Bortolo y pasó por Unibet, Saxo Bank, Vacansoleil e IAM antes de recalar este invierno en Cult Energy, una escuadra danesa de categoría Profesional que en febrero fue noticia porque le robaron 28 bicicletas en el Tour du Haut Var francés. Larsson tiene merecida reputación de contrarrelojista, con seis campeonatos nacionales de la especialidad y una plata en el Mundial de Mendrisio 2009, en el cual sólo fue superado por Fabian Cancellara. Su pretemporada ha sido complicada por una lesión en la espalda, lo cual convierte en más difícil todavía que logre batir a Dennis.