Otra vez segundo. Alberto Contador se ha vuelto a quedar con la miel en los labios. Segundo de nuevo, superado por Sergio Henao como ganador de esta París-Niza que acaba de echar el cierre. El colombiano de Sky se salvó por la mínima –sólo dos segundos- después de que Contador haya puesto la carrera patas arriba. La tuvo perdida durante muchos kilómetros, pero el descenso del Col D’Eze jugó de nuevo a su favor.

Mientras, el madrileño suma otros segundos puestos a la colección de esta temporada. El de la general, y el de la etapa, porque en las calles de Niza ha sido David De la Cruz quien se le ha impuesto. El trabajo del Bahrain-Merida buscando un sprint reducido con Colbrelli en la bajada final ha sido decisivo para acercar al grupo en el que viajaba Henao hasta Contador. Otra vez con las ganas, pero esta vez incluso más ajustado que el año pasado cuando Thomas le ganó por cuatro segundos.

Ataque de 50 kilómetros

Cuando se sube encima de la bici, a Alberto Contador no se le puede odiar. Una vez se baja de ella, habrá a quien le caiga bien y a quien no, pero dando pedales ha vuelto a demostrar por qué es el ídolo del ciclismo español. Faltaban ni más ni menos que 50 kilómetros para meta, en plena subida a la Côte de Peille, cuando Jarlinson Pantano puso el grupo de los favoritos en fila india. Cuando el colombiano –que empieza a demostrar lo acertado de su fichaje- se quedó sin gas, saltó Contador.

sergio-henao-paris-niza-alberto-contador

El ataque ha sido tal, que el grupo se rompió y sólo Dan Martin y Henao, los dos que estaban por delante de él en la general, pudieron seguir en primera instancia a Contador. Un pequeño parón para tomar aire y, acto seguido, otro arreón que dejó fuera de combate primero al irlandés. Unos metros más allá, Henao tenía que dejar marchar al campeón español que fue cogiendo a lo que quedaba de la fuga de 22 que se hizo al principio de la etapa.

De la Cruz sigue sumando

Junto a Contador, la jornada ha tenido otro gran triunfador que para más alegría también es español: David De la Cruz ha conseguido una victoria que hace que su palmarés empiece a ser ya más que interesante. El de hoy se suma al triunfo en la etapa de la Vuelta a España 2016 que terminó en el Alto del Naranco y le permitió vestir durante un día el maillot rojo. Finalmente acabó noveno en la ronda española, su primer Top10 en una Grande en la que ahora aspira a subir otro escalón: meterse entre los cinco mejores. Mención aparte también a un Marc Soler que acusó la falta de experiencia. Se precipitó con un duro ataque en el Col D’Eze y llegó muy justo a la meta.

Se cierra así una París-Niza en la que franceses y españoles han sido los grandes protagonistas, si bien ha habido otros actores. Por parte de los ciclistas ‘locales’ han destacado Démare con su victoria en la etapa inaugural y un Julian Alaphilippe que se lució en la primera mitad de la carrera pero el Col de la Couillole se le hizo largo. Como irónicamente dijo su director Patrick Lefevere tras la etapa, “se ha pasado de verlo como futuro ganador del Tour a que no pueda ni ganar la París Niza”. Su talento está fuera de toda duda y en las Ardenas volverá a luchar la victoria. Por parte española, junto a Contador y De la Cruz hay que señalar a Gorka Izagirre –cuarto final en la general- y su hermano Ion que ha terminado séptimo. Gran papel de nuestros corredores… también de los que deben tirar del carro en el futuro. Protagonistas franceses y españoles y ganador colombiano.