Cada vez es más habitual ver secuencias grabadas por cámaras on board en las distintas pruebas de ciclismo. Por ahora estas espectaculares imágenes solo están disponibles una vez finalizada la prueba, ya que se trata de grabaciones extraídas de las tarjetas de memoria de las propias cámaras. Pero esto puede empezar a cambiar gracias a la última innovación de la gente de GoPro. La marca estadounidense ha lanzado un sistema de transmisión profesional para retransmitir en directo todo lo que registran sus populares cámaras de acción. El innovador sistema modular denominado, Hero Cast podrá ir conectado a la cámara mediante un cable o directamente colocado tras ella. Por ahora será compatible con la GoPro Hero4 Black y será capaz de transmitir a 1080/60 o 720/60 frames por segundo a la estación base en cuestión.

GoPro pone de manifiesto que se trata de “el más ligero y pequeño transmisor de streaming en vivo del mercado”, compatible con la tecnología que usa la industria transmisión estandarizada. Su precio de 7.500 dólares y la necesidad de una estación base para recibir la señal de vídeo emitido lo convierten en un producto centrado en el campo profesional, totalmente alejado del mercado habitual de GoPro.  Aún así, el peso extra que supone y los 40 minutos de autononomía pueden ser suficientes para que, como mínimo en el corto plazo, estas cámaras no pasen aún a formar parte de la cobertura televisiva de las carreras. El tiempo dirá, pero no cabe duda que el futuro cada vez está más cerca. La opción de ver la carrera desde la cámara de Cavendish en mitad de un sprint masivo, o poder ver la forma en la que Boonen afronta los adoquines desde el televisor y en primera persona es algo real y próximo.