Oleg Tinkov se ha marchado de la primera línea del ciclismo. O, bueno, quizás lo más preciso sea decir que ya no posee ningún equipo, porque un personaje como él seguro que seguirá dando guerra durante bastante tiempo. De hecho, antes de irse ha aprovechado para repartirle unas cuantas andanadas de pólvora a uno de los que fueran sus corredores durante varios años: Alberto Contador. En las últimas semanas, el magnate ruso ha sido especialmente duro con el corredor madrileño y ahora ha entrado en escena de esa pelea un nuevo contendiente, esta vez a favor de Alberto. No es otro que su ex compañero y bicampeón del Giro, Iván Basso.

El ex corredor italiano, que tuvo que dejar la bici por un cáncer de testículo durante el Tour de Francia de 2015, salió al paso de las durísimas declaraciones de Tinkov sobre Contador en una entrevista publicada ayer en ‘La Gazzetta dello Sport’. Primero en tono conciliador: “Cuando un matrimonio termina siempre hay algunos problemas. Tinkov ya sabe mi opinión. El tiempo dirá quién tiene razón”.

Y, preguntado sobre la decisión del madrileño de no retirarse y volver a intentarlo en el Tour el año que viene, también se mostró optimista: “Creo que ha hecho lo correcto, y lo va a demostrar. Cuando Oleg me hizo esa pregunta, el respondí que nadie tiene derecho a decirle a un ciclista como Contador cuándo tiene que dejarlo. Obsesionarse es lo que le ha ayudado a ganar todo lo que ha conseguido”.

ivan-basso-alberto-contador-oleg-tinkov

“Va a parecer un pato cojo”

Lo cierto es que Tinkov no tuvo piedad del madrileño a la hora de hablar. Primero lo acusó de no llevarse bien con nadie dentro del equipo “excepto su pequeño grupo de españoles” y, después, directamente le echó la culpa de que su equipo no se hubiese despedido del ciclismo ganando el World Tour: “No lo hemos ganado y me cabrea porque cuando no se cae, está enfermo o abandona, y no me gusta. Es una mierda. Con el dinero que gana, eso no debería ocurrir”, comentó a Cyclingnews.

Además de definirlo como “un chico que siempre está serio” porque no quiere beber champán ni pasarse con la comida debido a “una obsesión por el Tour”, Tinkov se animó a hacer una predicción: “Este año lo han superado cuatro o cinco corredores. El año que viene estará entre los 20 mejores. Va a parecer un pato cojo y se va a ver estúpido. Debería olvidarse de ello y retirarse”. Algo a lo que Basso ha sido el último en responder: “Creo que tiene la capacidad para ganarla. Siempre he dicho que Alberto no corre contra Nairo o Froome, sino contra sí mismo”.

Basso, con Alberto a Trek

Precisamente Iván Basso es uno de los integrantes de la estructura Tinkoff que se marcha con Contador a Trek-Segafredo. El transalpino estará haciendo, al menos en teoría, labores de desarrollo de jóvenes talentos en la órbita del equipo. Sin duda se ha convertido en uno de los hombres de máxima confianza de Contador, en un círculo donde realmente entran pocos pero los que están se quedan por muchos años.

ivan-basso-alberto-contador-oleg-tinkov

También cambiarán de colores el preparador del madrileño, Steven De Jongh, el mecánico Faustino Muñoz que lleva media vida a su lado, y el también corredor Jesús Hernández. El que no lo acompañará esta vez será Sergio Paulinho, al que no le ha sentado especialmente bien que no haya contado con él en esta nueva etapa, como declaró hace ya unas semanas en O Jogo: “No estaba obligado a llevarme, pero no habría estado mal que me llamara después de tantos años y me dijera ‘Sergio, no puedes venir conmigo’. A principios de temporada, Alberto me dijo que estuviera tranquilo porque quería tener un equipo propio y yo estaría en él. Después, cuando fue a Trek hablamos con el equipo y me dijeron que mi nombre nunca estuvo sobre la mesa”. De todas formas, Paulinho no se quedará sin maillot en 2017 pues ha firmado por Efapel.

Sin entrar al trapo

¿Y qué dice la otra parte del conflicto? Pues Contador se lo toma con bastante filosofía y no contesta ninguna de las críticas que ha recibido. Después de aquel tuit en Abu Dhabi con el “pues no estamos tan mal” y prodigarse poco por las redes sociales, el pinteño ya ha comenzado su trabajo de pretemporada en gimnasio y también ha dejado caer alguna foto subido al rodillo.

Todavía falta para que empiece la competición, pero lo cierto es que Contador sabe que su año en Trek –de hecho, sólo ha firmado uno- no será sencillo. Tiene más equipo que con Tinkoff, pero la principal incógnita es su rendimiento a los 34 años, que cumplirá en diciembre. De nuevo su objetivo será el Tour, carrera que no gana desde 2009. Y nadie ha conseguido hacerse campeón en París siete años después, y con tan avanzada edad. Veremos si él es el primero. Desde luego, Tinkov no se lo tomaría especialmente bien.