El catalán, que milita en el equipo polaco Verva ActiveJet, comienza su participación en la “Volta” con ganas de “dejarse ver y testarse con los mejores”.

Junto con Purito Rodríguez, Alberto Losada, David de la Cruz, Marc Soler y Eduard Prades, Jordi Simón completa el cartel de ciclistas catalanes en la 96ª “Volta” Ciclista a Catalunya. El ciclista de 25 años inicia su segunda participación en la prueba como miembro del conjunto polaco Verva ActiveJet, uno de los siete equipos de la categoría Profesional Continental invitados por la organización.

“Llego con muchas ganas. Correr en casa siempre da una motivación especial. Estoy muy ilusionado y correr con tantas figuras es un gran aliciente”, comenta el de Navàs.

Su primera participación en la ronda catalana se remonta al año 2012, el primero como profesional. “Fue mi debut de la temporada con el equipo Andalucía-Caja Grabada. Empezar con una carrera WorldTour y compitiendo en casa, con la familia, amigos y aficionados animándome por todas partes, fue muy especial. Además pude estar escapado y dejarme ver y quedé satisfecho de mi actuación”, recuerda.

Simón asegura que este año ha preparado la cita “con mucho mimo”. “Llevo todo el invierno pensando en esta carrera y en llegar en la mejor forma posible. Aunque no lleve demasiadas competiciones, las sensaciones han sido buenas y espero suplir esa falta de ritmo con ganas e ilusión”. También reconoce estar impresionado con el cartel de grandes nombres en esta edición de la “Volta”. “Da mucho respeto ver que todos los mejores del mundo se concentran aquí. Eso elevará el ritmo de competición, pero también es una oportunidad para dejarse ver y testarse con los mejores”.

Sin embargo, es consciente de las limitaciones de su equipo respecto a los poderosos bloques de corredores que presentan los grandes equipos WorldTour. Por eso quiere centrarse en objetivos a su alcance, ya que “está claro que no tenemos un líder que pueda luchar por un podio en la general, pero esperamos hacerlo bien, dejarnos ver en las escapadas y, ¿por qué no?, luchar por alguna etapa”.

Finalmente, Simón se muestra agradecido con la organización de la prueba y, en especial, con su director Rubén Peris. “Tengo muy buena relación con él. Cuando fiché por el equipo polaco me confirmó que nos invitarían y ha cumplido su palabra. Estamos muy contentos y agradecidos de poder estar en la salida de esta gran carrera”, concluye.