En un acto organizado ayer en Milán, RCS reveló las tres primeras etapas del Giro 2017, que contará con muchas de las ascensiones míticas de la historia de la carrera.

El Giro de Italia 2017, que tendrá lugar entre el 5 y el 28 de mayo, comenzará en Alguer, una ciudad de Cerdeña donde se habla catalán, y disputará tres etapas en la isla antes de desembarcar en la Península. Será la edición número 100 de la Corsa Rosa y la organización de la carrera quiere incorporar tantas de las ascensiones míticas en la historia de la carrera como sea posible, con el objetivo de crear una edición para el recuerdo.

Será la cuarta vez en la historia que la carrera llega a Cerdeña y la tercera vez que comience en la isla. En 1961, Oreste Magni se impuso en la cuarta etapa en Cagliari; en 1991, Philippe Casado venció en la etapa inaugural y, en 2007, Enrico Gasparotto vistió la primera maglia rosa cuando el Liquigas ganó la contrarreloj por equipos en La Maddalena.

En esta ocasión no será una sino tres las etapas en territorio insular, y hasta se especula con una posible visita a Sicilia previa a la vuelta al continente.

La etapa inaugural de la 100ª edición del Giro de Italia es, sobre el papel, favorable para un sprint masivo. Aun así, el director de la carrera Mauro Vegni explica: “Es una etapa para los sprinters, pero tendrán que trabajar por ello”. Y es que en los 203 km que separan Alguer y Olbia figuran tres ascensiones categorizadas: Multeddu, La Contra y San Pantaleo, esta última a solo 20 km del final, con 5 km de subida en los que se puede originar algún ataque tardío que sorprenda al pelotón.

La segunda etapa de 208 km entre Olbia y Tortolí incluye las subidas a Orune, Nuoro y Genna Silana, de longitud y dificultad ascendente. Sin embargo, los últimos 40 km descienden gradualmente hasta la meta en Tortolí y suponen un terreno favorable para que los equipos de los sprinters trabajen para una llegada masiva.

La etapa final del tríptico sardo es la más corta y, sobre el papel, la más directa y favorable para los velocistas. Con 148 km entre Tortolí y Cagliari, la tercera etapa solo cuenta con una ascensión a Capo Boi y parece destinada a un sprint masivo. Mauro Vegni la define como “ciertamente una etapa para los sprinters. Perto será una de las más bonitas de la carrera”.

En cuanto al resto de la carrera, el recorrido completo se dará a conocer el próximo 25 de octubre, pero las especulaciones sobre los lugares por los que pase la carrera abundan. Se esperan sitios emblemáticos de la 1ª edición del Giro y puertos que han forjado la historia de la carrera.

“Será un recorrido que reflejará la historia de esta carrera y la historia de este país –explica Vegni–. Será un Giro sorprendente, no solo en el recorrido completo que revelaremos a final de octubre, sino por las localizaciones que visitaremos, sitios que representan la historia de Italia”.

En la salida de Alguer el próximo 5 de mayo se espera, sobre todo, al héroe local Fabio Aru, que seguro que no querrá perderse un Giro en su casa.