Goldgenie crea una bicicleta de oro de 24 quilates bautizada como “la obra de arte dorada móvil”, valorada en 330.000€.

La empresa especializada en la fabricación de productos en oro Goldgenie, crea una bicicleta de carreras de estilo británico recubierta por una capa de oro de 24 quilates aplicada meticulosamente a toda la estructura; desde las llantas al manillar, y el resto de partes, incluyendo hasta el casete. El conjunto lo completan un sillín de ante San Marco edición limitada y cubiertas SR4.

Sin duda esta no es una bicicleta para un uso deportivo con una exigencia mayor a la de un paseo por la ciudad, no solo por la poca rigidez que ofrece un material tan blando como el oro, sino porque en caso de caída podríamos contar el coste de cada rallada en unidades de mil, pero como dicen los diseñadores de Goldgenie esta no es una bicicleta para ir a la velocidad de la luz, sino para atrapar la luz al moverse.

Si el engendro ya es bonito de mirar, cuando la bicicleta se pone en movimiento refleja la luz del sol que se expande por el cuadro, lo que hace que estos fanáticos del oro no quieran quedarse aquí. Ahora el equipo de diseño de la empresa está trabajando en el desarrollo de más productos sobre dos ruedas, en los que los clientes podrán elegir entre una selección de diferentes y lujosos acabados para sillín y manillar como pieles exóticas y cueros.

Pero por si todo esto fuera poco, Goldgenie, a petición de un posible comprador, ofrece la posibilidad de recubrir la bicicleta con incrustaciones de piedras preciosas, lo cual no sabemos cuánto agrandaría el ya desorbitado precio de 330.000€ (250.000£).