“Debemos cambiar de táctica”, dijo Nairo en Capileira,  y el verbo se hizo carne en Benitatxell. Cumbre del Sol, típica urbanización empotrada en un monte, con vistas al mar, acogió el enésimo final en muro de la Vuelta a España. Esta vez el guión fue un poco distinto, y fue en gran parte a un Movistar ofensivo como pocas veces. Alejandro Valverde atacó desde abajo, “a lo primero, tratando de sorprender”, y cuando fue cazado por el resto de favoritos le replicó su coequipier colombiano con la misma fuerza sin chispa que ha demostrado en cada jornada de esta edición de la gran ronda española. “Intentamos jugar a la ofensiva, pero resultaron estar más fuertes los rivales que nosotros y terminamos defendiéndonos”, resumía en meta. “En Andorra se verán las cosas más claras”, rumiaba. A este cóndor le van mejor los vuelos largos.

Efectivamente, el guión fue un poco distinto a los anteriores: no ganó Chaves, triunfador de Caminito del Rey y Cazorla, sino Dumoulin, segundo y tercero respectivamente en aquellos finales, con el segundo de Cazorla (Froome, sobresaliente reduciendo a Purito en su terreno) pisándole los talones. El colombiano de Orica-GreenEdge gastó su energía tratando de seguir las ruedas de los agresores a su maillot rojo y terminó reventando a 700 metros de meta para perder un minuto y su preciada prenda.

Aprovechó la tesitura un neerlandés que supo regularse mejor en esas rampas hijas de la burbuja. “Soy un tío grande, así que tengo que contemporizar en las secciones más empinadas y apretar en las más llanas. Esa fue mi táctica hoy, y ha resultado ser acertada”, decía en la entrevista posterior a la que probablemente sea la mayor victoria de su vida deportiva. Tom Dumoulin es un contrarrelojista, está conceptuado como tal, pero por encima de todo es un motor privilegiado. “Perdí varios kilos antes de la Vuelta y aparentemente he mantenido mi potencia habitual: por eso estoy subiendo así de fuerte”, explicaba antes de admitir: “Me estoy sorprendiendo a mí mismo. Nunca pensé que pudiera ser capaz de ganar una carrera así, pero es que estoy en la forma de mi vida”. Al premio de la etapa unió para mayor júbilo el liderato de la general que ya lució sin querer por los cortes en el esprint de Alcalá de Guadaíra.

La Vuelta se tomará hoy un respiro de su dieta de cuestas para afrontar una jornada con alternativas en Castellón. Con Peter Sagan en casa, retirado por el incidente de la moto  del cual Shimano se ha exculpado mientras la Vuelta no se ha disculpado (públicamente), Giant-Alpecin pensando más en Dumoulin que en Degenkolb y los Orica-GreenEdge ya bastante mermados tras muchos días de trabajo al frente del pelotón, las opciones de las escapadas ganan enteros; si añadimos a la ecuación el Desierto de las Palmas, un puerto gentil para los escaladores y hostil para los velocistas, el pronóstico parece más claro. Todos desearán que se haga la carrera pronto para emprender cuanto antes camino Andorra…

La Vuelta a España es retransmitida en directo por TVE, Teledeporte y Eurosport, que conectan cada día en torno a las 16:00. Podéis encontrar un análisis del recorrido aquí y los resultados en ProCyclingStats. El hashtag en Twitter es #LV2015. En Arueda.com os ofrecemos información, análisis y anécdotas en la sección Rock n’Vuelta.