¿Sabías que el magnesio es un mineral imprescindible para los que practicamos deporte? Este mineral interviene en la transmisión nerviosa y muscular, es también responsable del buen funcionamiento del músculo cardiaco y ayuda a que tus músculos se relajen. Unos niveles bajos de magnesio pueden ser causa de calambres musculares cuando realizas ejercicio de larga duración o de alta intensidad. También está asociado a un cansancio prematuro cuando realizas entrenamientos de resistencia. Unos niveles de magnesio aceptables en tu cuerpo te ayudan a mejorar el rendimiento y a prevenir daños musculares.

Este dato hay que tenerlo en cuenta especialmente en los primeros entrenamientos largos de inicio de temporada y en las marchas o carreras especiales, tanto de running como de ciclismo o incluso trekking, cuando haces esfuerzos a los que no estás adaptado. Llevar un gel o una bebida rica en magnesio junto con la toma días antes de alimentos ricos en este mineral, puede ayudarte a atenuar los síntomas de calambres durante la prueba. El magnesio también ayuda a reducir los niveles de cortisol en sangre, hormona que se libera como respuesta al estrés, ayudándote a relajarte y a sentirte menos tenso. Por este motivo, también te ayuda a descansar más profundamente por la noche, permitiendo incluso dormir mejor y levantarte más descansado.

¿Dónde puedes encontrar Magnesio?
En tu comida diaria puedes incorporar alimentos ricos en magnesio. Sólo un consejo. Cuando menos procesado esté el alimento, mucho mejor para el magnesio. Este mineral por ejemplo no lo encontrarás en alimentos que lleven carbohidratos procesados. Sí que lo vas a encontrar en frutos secos y verduras como: pipas de calabaza, chocolate negro sin azúcar, almendras naturales (no fritas), nueces, espinacas, semillas de sésamo, nueces del Brasil…

Si estás preparando una prueba deportiva de larga duración o intensidad elevada y quieres llegar bien preparado en cuanto a carga de magnesio dentro de tu cuerpo, por ejemplo la semana antes, a media mañana y a media tarde puedes tomar un buen puñado de almendras crudas junto a un puñado de pipas de calabaza más un trozo generoso de chocolate negro sin azúcar. Esto elevará en tu cuerpo las reservas de magnesio de cara a la prueba deportiva. Existen en el mercado distintos productos como barritas, geles, pastillas efervescentes, ricas en magnesio para tomarlas cuando se realiza actividad física. Que no te falte el día de la prueba. Evitarás o disminuirás, según el entrenamiento que lleves realizado, el riesgo de calambres y atenuarás el cansancio.

¡Sé Feliz!

Pedro García es preparador físico
www.deporteysaludfisica.com