El que fuese ganador de nueve Monumentos en el ciclismo profesional de los años ochenta, Sean Kelly, será el homenajeado de la marcha cicloturista Mallorca 312-Giant-Taiwán, el próximo 25 de abril en la que portará el prestigioso dorsal 312 de la prueba. El irlandés, apodado Rey de las Clásicas, mantiene intacto su amor por las pruebas de un día, y por ello repite su experiencia en la Mallorca 312 tras sendas participaciones y aceptando por vez primera el reto de dar la vuelta completa a la isla.

El irlandés es un apasionado de la isla donde logró su primera victoria como amateur en 1976 en el desparecido Cinturón a Mallorca. Ahora como ciclista retirado afirma sentirse atraído por el turismo adecuado al ciclista que ofrece la isla y señala a la Mallorca 312 como una referencia dentro de las marchas cicloturistas internacionales. Junto a Sean Kelly no faltarán a su cita anual Pedro Horrillo, Joseba Beloki y Fernando Escartín, asiduos a la marcha desde su primera participación. “La legión de ciclistas crece cada año”, afirma Kelly. “Es un placer poder reunirnos todos en la Mallorca 312. Es un evento del que cada año quiere formar parte más gente. Para los más jóvenes, es importante ver a ex ciclistas profesionales que han participado en grandes pruebas como el Tour de Francia, conocer a sus ídolos. Muchos conocen mejor que uno mismo su palmarés. Es un evento en el que disfrutamos todos”. Junto a Sean Kelly y el resto de ex ciclistas profesionales, rodarán 3000 participantes en una edición que mantiene la tendencia registrada de duplicar la participación cada año y para la que la organización aún tiene reservadas algunas sorpresas.

mallorca altimetria_312_cast copy copy

Perfil del recorrido largo de la Mallorca 312.

La experiencia de rodar más de 300 kilómetros no será nueva para Kelly ya que cuenta en su palmarés con dos victorias en la Milán-Sanremo, una de las Clásicas de Primavera más exigentes del calendario profesional que ronda un kilometraje similar a la marcha cicloturista. Puede presumir además de haber logrado dos París-Roubaix, tres Giro de Lombardía y dos Lieja-Bastoña-Lieja. Ganó siete veces consecutivas la prestigiosa París-Niza entre los años 1982 y 1988 y cuenta con cinco victorias de etapa en el Tour de Francia, donde también se enfundó el maillot verde en cuatro ocasiones. Ganó la Vuelta a España en 1988 y acumuló dieciséis victorias de etapa en la ronda española además de ganar en cuatro ocasiones la clasificación por puntos. Sus triunfos en la Volta a Catalunya, Vuelta al País Vasco, Criterium Internacional, Vuelta a Suiza y en las clásicas Gante-Wevelgem y París-Tours vienen a confirmar su apodo de “El Insaciable”. Más información sobre esta prueba ciclista en www.mallorca312.com