En el año de su 5ª edición, la marcha aragonesa vuelve a ofrecer distancias para todos los niveles (188 km-3.000 m, 140 km-2.200 m, 95 km-1500 m y 46 km).

La Rompepiernas cumple cinco años en los que se ha consolidado como una de las marchas más exigentes de Aragón. De cara a su 5ª edición, que tendrá lugar el próximo 7 de mayo, sigue apostando por su carácter popular y su cercanía como organización y como evento ciclo-deportivo en general.

Se disputa en la comarca de Altas Cinco Villas, en el prepirineo aragonés. Un terreno de constantes repechos y puertos de media montaña que convierten la prueba en una auténtica etapa rompepiernas, de ahí el nombre. Otra parte de su encanto son las carreteras estrechas, sinuosas y rugosas por las que transcurre, en una zona cuya baja densidad demográfica y poca presencia de tráfico permiten estar durante kilómetros escuchando solo la naturaleza, la respiración y la bicicleta.

Esta zona, con las mismas características orográficas, naturaleza e historia, ha sido bautizada por la organización como el “territorio Rompepiernas” que abarca los municipios de Artieda, Asín, Bagüés, Barués, Biel, Biota, Castiliscar, Castillo Barués, Ceñito, El Frago, Farasdués, Fuencalderas, Gordún, Gordués, Isuerre, Lobera de Onsella, Longás, Luesia, Malpica de Arba, Mamillas, Mianos, Navardún, Novellacos, Orés, Peña, Petilla de Aragón, Pintano, Ruesta, Sofuentes, Sos del Rey Católico, Uncastillo, Undués de Lerda, Undués Pintano y Urriés.

La oferta de la Rompepiernas es amplia y variada. Cuatro son los recorridos diseñados por la organización para que ciclistas de cualquier nivel puedan participar en el evento: La Garrillas, de 46 km, 2 cotas y 750 m de desnivel acumulado; la Rompepiernas corta, de 95 km, 4 cotas y 1.500 m de desnivel acumulado; la Rompepiernas media, de 140 km, 8 cotas y 2.200 m de desnivel acumulado; y la Rompepiernas, con sus 188 km, 10 cotas y 3.000 m de desnivel acumulado.

Más información e inscripciones en la página web del evento.

La Rompepiernas recorridos