Fabian Cancellara conquistó su tercera Strade Bianche el pasado sábado a lomos de la nueva Trek Domane, con un trabajo de pintura especial para Espartaco.

Con la victoria en la Strade Bianche el pasado sábado 5 de marzo, Fabian Cancellara deja claro que quiere irse por la puerta grande en su última temporada como profesional, después del primer aviso que dio con la exhibición en el Trofeo Serra de Tramuntana de la Challenge de Mallorca.

La montura para la conquista de su tercer título en la Piazza del Campo de Siena fue una Trek Domane, la misma que usará para mayor gloria en el Tour de Flandes y París-Roubaix (de hecho es su modelo predilecto en prácticamente cualquier terreno y condiciones). Sin embargo, y aunque la firma de Wisconsin no ha trascendido ninguna información, parece que se trata de una nueva versión de la Domane.

Mantiene la tecnología Isospeed que ayudó a desarrollar el propio Cancellara en 2012, año en que también venció en el sterratto, pero se aprecian cambios en la geometría, así como en el acople del tubo vertical con el resto del cuadro. Además, en las fotos llama la atención la longitud de la potencia y el largo alcance del manillar, pero esto se debe a la elección personal de Fabian. Otro aspecto que delata que se trata de un nuevo modelo son los frenos Direct Mount, que no se encuentran en ningún modelo Domane actual.

Finalmente, Espartaco tenía que tener una pintura personalizada. Acabados completamente en negro con el detalle del casco de soldado ya habitual y una placa dorada donde puede leerse “Tony M” y el símbolo de una pistola adornan la bici.

Fotos de Paolo Ciaberta: