La Domane SL5 Disc tiene IsoSpeed trasero y delantero y, gracias a la incorporación de los frenos de disco, es tan válida para el asfalto como para pistas de tierra.

Entre las novedades de la gama Trek para 2017, la Domane SL 5 Disc es una bicicleta que llama la atención. Con frenos de disco, claridad de paso de rueda para cubiertas de carretera o off-road y uno de los precios más bajos en la familia Domane, la nueva SL 5 Disc está hecha para conquistar cualquier terreno.

Trek ha incorporado también a este modelo el IsoSpeed delantero, además de convertir el IsoSpeed trasero en ajustable mediante un deslizador que permite regular el nivel de absorción vertical para adaptarse a cualquier superficie, ya sean adoquines, asfalto o grava.

El cuadro de la bicicleta es de carbono OCLV Serie 500, que según Trek tiene una gran relación de peso, resistencia y rigidez. La geometría es endurance, que permite al ciclista una posición mucho menos exigente pensada para poder cubrir largas distancias. Incorpora también frenos de disco hidráulicos Shimano RS505 Flat Mount, una claridad de paso de rueda capaz de albergar cubiertas tanto de carretera como de ciclocross o gravel y consta de un tubo inferior muy rígido que Trek llama Power Transfer Construction y que asegura que es más eficiente en la transmisión de la potencia de los pedales al asfalto.

La Domane SL 5 Disc viene con ruedas Vision Metron 40 Disc LTD, cubiertas Bontrager R2 Hard-Case Lite, cambio Shimano 105, sillín Bontrager Affinity Comp, tija de carbono Bontrager Ride Tuned y manillar Bontrager Race Lite IsoZone.

Su precio de venta al público es de 3,749 € y se puede encontrar más información en su página web.