Bontrager lanza una nueva luz de 350 lúmenes de potencia, visible hasta 1 km y fácilmente instalable en el casco o manillar para reducir accidentes.

Mantenerse visible en la carretera es un elemento esencial para la práctica de la actividad ciclista. No solo de noche, también durante el día es fundamental ser siempre visto por los demás usuarios de la carretera y tomar todas las precauciones para reducir cualquier riesgo de accidentes.

Por este motivo, Bontrager lanza la Bontrager Ion 350 R, una luz de perfil bajo visible hasta un kilómetro que se instala fácilmente en el casco o en el manillar para ofrecer mayor protección al ciclista. Es una luz potente, con un diseño compacto de 350 lúmenes, ideal para moverse por la ciudad y los carriles bici gracias a su haz de luz amplio y lentes focalizadas.

La Bontrager Ion 350 R tiene cinco modos: fijo de 350 lúmenes con una autonomía de una hora y media, fijo de 200 lúmenes con tres horas de autonomía y fijo con 100 lúmenes con seis horas de autonomía. Además, tiene un destello nocturno que dura hasta ocho horas y un destello diurno con una autonomía de hasta 10 horas. La batería se carga en cuatro horas mediante un micropuerto USB sellado que se incluye en el pack junto con el soporte Quick Connect.

También está disponible el modelo Ion 100 R con 100 lúmenes y visible a 500 metros, ambas compatibles con Blendr.

Las luces Ion 350 R e Ion 100 R se podrán encontrar en los distribuidores oficiales de Trek a partir de septiembre y el precio estimado rondará entre los 55 € y 80 €.