La Federación Italiana investiga la victoria de Démare en San Remo tras las acusaciones hechas por Tosatto y Capecchi de haberse remolcado con su coche de equipo.

Matteo Tosatto, que se encuentra actualmente disputando el Giro de Italia, su 33ª gran vuelta, ha revelado a La Gazzetta dello Sport que ha sido contactado por la Federación Italiana de Ciclismo como parte de una investigación sobre las acusaciones que tanto él como Eros Cappechi vertieron sobre el corredor de la FDJ Arnaud Démare tras conseguir su primer Monumento en la Milán-San Remo.

Démare cayó al pie de la Cipressa junto con Michael Matthews, otro favorito a la victoria, pero al contrario que este, fue capaz de regresar al grupo cabecero para acabar imponiéndose a Ben Swift (Team Sky) y Jurgen Roelandts (Lotto-Soudal) en el sprint. Inmediatamente después, el veterano corredor del Tinkoff apuntó al ciclista francés y a su equipo, asegurando a La Gazzetta dello Sport, que “Démare estaba detrás antes de la Cipressa. Después, en la subida, nos pasó al doble de velocidad. No vi si estaba sujeto en la ventana del coche o con una botella (pegajosa). Sin duda se le vio fuerte en el sprint, pero sin ese remolque no habría logrado volver para disputarlo. Nunca he visto algo así hecho con tanta sinvergonzonería”.

Matteo Tosatto

Matteo Tosatto, de 41 años, está disputando su 20ª temporada como profesional.

Su compatriota del Astana, Eros Capecchi, confirmó su versión, diciendo: “Estaba a rueda de Tosatto y lo vi claramente. Démare se estaba agarrando en la parte derecha del coche de equipo. ¡Es repugnante!”. Tanto Démare como la FDJ negaron cualquier mala práctica y usaron los datos de potencia para demostrar su inocencia.

Así pues la polémica pareció cerrarse y Francia volvió a ganar un Monumento tras 21 años. Pero las declaraciones de Tosatto a La Gazzetta dello Sport este fin de semana revelan la existencia de una investigación en curso que veremos hasta dónde llega. El corredor de mayor edad participando en la Corsa Rosa dice no estar interesado en seguir alimentando esta polémica: “No tengo nada personal contra él [Démare], es un gran corredor, pero no me arrepiento de lo que dije porque fue lo que vi. También se lo repetí a los investigadores de la Federación Italiana de Ciclismo, quienes contactaron conmigo para dar una explicación. No hablé con ellos en persona pero les envíe algunos e-mails”.

Por su parte, tanto Arnaud Démare como Marc Madiot, director de la FDJ, dijeron estar concentrados en el Giro y no tener nada más que decir al respecto. No sabemos si la investigación ya está cerrada o por el contrario, cuando la carrera llegue a Italia mañana, el sprinter francés será cuestionado.