En los últimos años, varias marcas de ruedas han impulsado un cambio en la anchura de las llantas de las ruedas para ciclismo de carretera.

Esa tendencia pasa por incrementar la anchura de las llantas, tanto interior como exterior, con el objetivo de mejorar la aerodinámica del conjunto rueda-neumático. Aunque siempre es complicado establecer un origen cierto de cuándo se inició este cambio, se sabe que fue la firma estadounidense HED quien primero apostó por aumentar la anchura hacia el año 2006. Fue Steve Hed, gurú de la aerodinámica y máximo responsable de HED, quien favoreció el cambio con el lanzamiento de sus llantas C2, tras comprobar la mejora aerodinámica en las múltiples pruebas que realizó en el túnel del viento junto a Lance Armstrong.

Actualmente, además de HED, hay otras marcas que ya ofrecen llantas de mayor anchura: Zipp, Bontrager… y recientemente Mavic con sus nuevas Cosmic Pro Carbon SL, ya cuentan con ruedas de anchura superior a la tradicional. En datos, el nuevo estándar para por anchuras interiores de 20-21 mm y exteriores de hasta 26 mm (contra las medidas tradicionales de 17 y 21 mm).

Neumáticos también más anchos
En la actualidad podemos comprobar que los equipos profesionales de ciclismo de carretera están utilizando cubiertas y tubulares de 23 a 26 mm. Los grandes fabricantes de la industria del ciclismo han adaptado ahora las bicicletas, tanto de carretera como de Tri/TT, a una medida o un paso de rueda superior para poder montar como mínimo cubiertas de 25 mm. El motivo de este incremento también en la anchura de los neumáticos tiene que ver tanto con la eficiencia aerodinámica como con la comodidad y el control de la bici.

Sin ir muy a fondo sobre la base científica, el principio de la mejora del coeficiente de rodadura de una rueda-neumático tiene que ver con la mayor eficiencia en el contacto con el asfalto. Una cubierta más ancha, por ejemplo de 25 mm, deja una huella en el piso más redondead; mientras que un neumático 23 mm tiene una huella más fina pero mucho más largada (ver gráfico). Esta huella supone una mejora de prestaciones en aspectos críticos como la velocidad del ciclista, la misma resistencia de rodadura (la cual es menor , con lo cual ahorramos energía ) y una mejor maniobralidad y comodidad. Esto implica que con estas premisas siempre vamos a poder ser más rápidos, básicamente porque supone una serie de watios de energía de ahorro.

llantas anchas 02

Huella comparada de un neumático-llanta de 21 vs 25mm

Presiones más bajas y más peso
Las cubiertas anchas en aros anchos también nos permiten usarlas a presiones inferiores sin mermar sus prestaciones y mejorando la calidad de la rodadura, agarre en terrenos húmedos, mayor resistencia a los pinchazos… El peso de las cubiertas mas anchas es otro factor a tener en cuenta. Aunque son solo unos pocos gramos, este peso extra se sitúa en la parte exterior de la rueda y por tanto apenas son determinantes a la hora de la dinámica de la bicicleta.

Según explica el responsable de HED en Europa, Pepe Navarro, “nosotros recomendamos el uso de cubiertas de 23mm como mínimo y mejor aún de 25mm si el paso de rueda de la bicicleta nos lo permite”.  Y continúa “la combinación ideal es Idealmente siempre utilizando unas ruedas, con aros anchos, que estén adecuadas a estas medidas con lo cual mejoraremos varios factores que tienen que ver con el rendimiento”.

  • tgt Toral

    Cada vez creo menos en los estudios de variaciones de productos existentes. No conozco ni uno solo, que no modifique lo que ya hay, y te diga que el material que usas es el correcto. Por 4mm de anchura en llanta, voy ir más aero?? Pero si cambié a llanta estrecha para tener más balón!?
    Y el peso en el exterior de la rueda, es el que con el movimiento, se nota más, no?? O también cambió?
    Un saludo!

    • M.A. Sanz

      Yo estoy de acuerdo en lo que dice Toral, no hay vez que no se mejore lo anterior y como en casi todo, siempre que hay una mejora en un aspecto suele ver un empeoramiento en otro. A veces nos venden humo y solemos picar..!

      • Mamba Negra

        Un juego de ruedas puede durar muchos años, a menos que, en interés del fabricante, diseño y marketing se alíen para que eso no sea así. Allá cada cual. Yo llevo años con mis ruedas y no las cambiaré mientras no me digan “ellas” lo contrario. Y sigo con cubierta de 20 tan contento.

  • Luis

    Sólo un comentario, y es que lo que se dice de la masa de los neumáticos, sobre el hecho de que al encontrarse más lejos del centro es menos relevante, es más bien al revés, cuanto más lejos esté la masa del neumático del centro de la rueda, mayor será su momento de inercia. Aunque efectivamente pueda ser un efecto poco relevante, no será por estar más lejos del centro.